Skip to main content
La mejor dieta para adelgazar: La Mariscal

La mejor dieta para adelgazar: La Mariscal

¿Que no te gustan las dietas? Mira, mira… seguro que cambias de opinión. ¿En qué consiste ?

En renunciar a lo que engorda -carnes grasas, azúcares, dulces, bollería y alcohol-. En comer más verduras -al vapor o hervidas-, cereales integrales, carnes sin grasa, pescado blanco, fruta y productos lácteos desnatados.

Superado el primer mes de régimen, puedes añadir legumbres y pastas integrales una vez por semana y tomar un par de patatas al horno cada dos o tres días. Debes comer cinco veces diarias, no pasar hambre y practicar ejercicio aeróbico a diario.

¿Para quién?

Personas con sobrepeso. Para quien quiera aprender a comer correctamente, prevenir ganancias de peso futuras y mejorar su calidad de vida.
Lo mejor.

Te puede ayudar a mejorar tus hábitos alimenticios de por vida y a conseguir una pérdida del 10% de tu peso corporal en seis meses. Es una dieta equilibrada que incluye todos los aportes que el organismo necesita, mejora la tolerancia a la glucosa y disminuye el picoteo. Reduce los problemas cardiovasculares y el colesterol malo.

Lo peor.

Despídete de los azúcares extra, los aperitivos, las salsas, las comidas rápidas y los platos precocinados. Y acostúmbrate a hacer deporte: es el 50% del plan. La actividad física estimula de forma natural el metabolismo y el gasto calórico. Lo ideal es hacer 45 min. diarios.
Recomendación.

Cocina con poco aceite, al vapor, a la plancha, en el horno o el microondas. Toma dos piezas de fruta y bebe 2 litros de agua a diario. Sube las escaleras andando, camina 45 minutos al día y hasta que no pierdas el tejido adiposo que te sobra no te aficiones a las pesas. Si cometes algún exceso, aumenta la actividad física de ese día.

Menú tipo:

  • Desayuno: Zumo de frutas, dos tostadas integrales con un poco de aceite de oliva y café con leche desnatada.
  • Media manaña: Una pieza de fruta, una coca-cola ‘light’ o un yogur desnatado.
  • Comida: Una fruta antes de comer, por su poder saciante. Primero: sopa o consomé de verduras desengrasado. Segundo: filete mediano de carne o pescado sin grasa, a la plancha o al horno. Sin guarnición.
  • Merienda: Tostadas integrales con queso de Burgos sin sal o jamón serrano, un yogur desnatado o una fruta.
  • Cena: Una ensalada aliñada con aceite, limón y hierbas, y una tortilla francesa o dos huevos revueltos. Una infusión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *