Skip to main content
Artes marciales para mujeres: Guía completa gratis

Artes marciales para mujeres: Guía completa gratis

¿Tenemos alguna ventaja las mujeres en las Artes Marciales y en la Defensa Personal? ¡Pues claro!

Descubre todas las ventajas y una guía perfecta y completa sobre artes marciales para mujeres a continuación!!

Las ventajas de la mujer en las artes marciales

1. Las mujeres podemos alcanzar más estabilidad en nuestros movimientos y desplazamientos. 

Y esto es debido a nuestra constitución con respecto a la del hombre (contextura ósea y muscular).
Por la constitución física de la mujer ésta consigue mayor robustez en la parte inferior de su cuerpo y esto es debido, precisamente, porque el cuerpo de la mujer está ideado para soportar un embarazo. El hombre proporcionalmente tiene mayor fortaleza en el tórax y la parte inferior está destinada sólo a soportar la parte superior de su cuerpo.
El volumen es mayor en la parte inferior del cuerpo femenino, lo que hace que el centro de gravedad de la mujer esté más abajo que en el hombre. Cuando nos ponemos de pie con los brazos a los costados el centro de gravedad está ubicado en el hombre en la región abdominal baja, mientras que en la mujer a la altura de las caderas. Esto da una gran ventaja de estabilidad en la mujer, debido a que el centro de gravedad está más abajo.
Por todo lo dicho es comprensible que varias posiciones defensivas en las artes marciales consistan precisamente en doblar la rodillas ya que con ello se consigue bajar ese centro de gravedad y proporcionarnos más estabilidad.

2. Las mujeres podemos proyectar más eficientemente nuestra fuerza en un puñetazo o una patada. 

Parece contradictorio, pero no lo es. Es cierto que tenemos menos fuerza, ya que cuanta más masa desplacemos y a más aceleración mas fuerza tendrá el golpe. En eso no podemos competir con un hombre. Pero el movimiento de caderas a la hora de proyectar un golpe (ya sea una patada o un puñetazo) es fundamental.
Y en este punto, el hombre deja de ser nuestro rival. Las mujeres, debido a que tenemos en la cadera el centro de masa, podemos dominarlo mejor y, por consiguiente, alcanzar a proyectar con más eficiencia nuestra fuerza. Patadas frontales, laterales y hacia atrás necesita movimientos de cadera. Además, en mujeres, puede haber mayor estabilidad en patadas con giro.
Por poner un ejemplo podemos hablar del Tae Kwon Do. Esta arte marcial exige bastante rapidez en las patadas, cosa que se logra con un buen control y sobre todo con soltura de cadena, controlando bien todos los músculos de la zona de la cintura. En este caso la mujer tiene un punto a su favor.
Además, y para desechar de una vez por todas las ideas equivocadas que se han ido formado a cerca de la masculinización del mujer, al trabajar abdominales, lumbares y dorsales (como es el caso de Tae Kwon do, en particular, y en todas las artes marciales en general) se consigue formar una cintura muy esbelta. Esto también es una gran ayuda en el embarazo, ya que se cuenta con un abdomen saludable y fuerte y ayudará a proteger la columna que puede ser afectada por el peso del futuro niño.
Este punto nos demuestra que si la biología puede jugar una mala pasada a la mujer en los deportes de contacto, también nos posibilita desarrollar con más eficiencia las técnicas adecuadas.

3. Las mujeres poseemos mayor memoria visual y sentidos más agudos.

En las artes marciales la vista, y sobre todo la memoria visual en conjunción con el resto de sentidos, es un canal fundamental de aprendizaje. De hecho , algunas de las técnicas de aprendizaje de las artes marciales consiste en ser capaces de detener o esquivar golpes con los ojos tapados.

4. La mujeres tenemos mayor elasticidad de la zona lumbar, utilizada mucho en la práctica de la Capoeira.

Pero… ¿qué Arte Marcial practico?

Deberás pensar qué es lo que más te interesa conseguir con la práctica de un arte marcial. 
  • El Karate quizá sea una de las artes marciales más conocidas y en la que podemos encontrar a bastantes mujeres. Es una forma de defensa personal en la que es fundamental la concentración y movimientos especiales. Es habitual la enseñaza de Katas.
  • El Kung-Fu: hay varias formas de Kung-Fu, una de ellas es el Wing Chun. Esta arte marcial es ideal para las mujeres, porque es un sistema de defensa personal que usa poca energía y enseña atacar al enemigo en sus puntos débiles. Esta forma de auto defensa pone énfasis en la técnica y la sensitividad más que en la fuerza.
  • El Ninjutsu es otra de las disciplinas especialmente orientada a la defensa personal, y por tanto una práctica muy interesante para mujeres. Su enseñanza depende del maestro que la imparta, pero en general se trata de clases en las que se enseña a luchar contra la violencia tanto callejera como doméstica.
  • Si lo que prefieres es prácticar algo más divertido y aeróbico quizá te interesen más artes marciales como la Capoeira o el Kickboxing. Una de las características mas distintivas de la Capoeira es que uno nunca se encuentra en una posición rígida o estática, en la Capoeira se está en constante movimiento. Esto tiene distintos propósitos, uno de los mas importantes siendo el hecho de que los movimientos básicos en conjunto con la música disfrazan el aspecto marcial, haciéndolo parecer en ocasiones como un inofensivo ritual o danza. Desde luego esta no es la única razón, en una pelea, es mucho mas difícil golpear a un oponente que nunca se detiene, o cuyos movimientos son impredecibles.
  • El Tae Kwon Do quizá sea una de las disciplinas marciales no especialmente orientada a la mujer ya que en la práctica del Tae Kwon Do se usa la fuerza y poder para golpear y dar patadas. Los movimientos usando las piernas son muy importantes. Es un forma muy vigorosa y hasta agresiva de lucha.
  • Puede que lo que te interese sea realizar algún tipo de deporte que te descargue del estrés cotidiano y en ese caso sería interesante que te iniciases en T’ai Chi. Consiste en una serie de movimientos despaciosos que fluyen y a medida que lo hacen relajan el cuerpo y el sistema nervisos. Hay varios tipos de T’ai Chi, siendo uno de los más populares el Yang.

En conclusión…

En general, las mujeres y todo profano en la materia, tenemos una visión de las artes marciales equivocada. Nos imaginamos a un grupo de hombres realizando movimientos de exposición para lucirse, unas Katas que “quedan muy bien”, pero que en el fondo parecen no servir para nada.
Y eso con suerte, porque en otras ocasiones, al pensar en Karate, Judo, Kung-Fu o cualquier otra arte marcial nos viene a la cabeza intrépidos saltos más producto de los efectos especiales que de las capacidades reales de sus actores. Lo que no sabemos es cómo es en la práctica una clase impartida en cualquier gimnasio por un verdadero maestro.
En general, en todas las artes marciales se enseña a sus alumnos a desarrollar una capacidad de defensa personal en casos prácticos y no, como muchos creen, una pura técnica que luego no podrá ponerse en práctica. Todos, y especialmente las mujeres, debemos cambiar nuestra concepción de las artes marciales.

Si quieres saber más sobre las artes marciales para mujeres no te pierdas:

Defensa personal para mujeres: Guía completa gratis

Hemos escrito otros artículos:

 

¿Has practicado algun arte marcial?, dejanos tu opinión en los comentarios!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *