sintomas en los ultimos dias de embarazo sintomas de los ultimos dias de embarazo embarazo ultimos dias ultimos días antes del parto ultimos dias embarazo ultimos dias del embarazo que hacer en los ultimos dias de embarazo Como son los últimos días de embarazo sintomas antes del parto que hacer los ultimos dias de embarazo los ultimos dias del embarazo sintomas de ultimos dias de embarazo ultimos dias de embarazo que hacer ultimos sintomas antes del parto ultimos dias de embarazo sintomas últimos días de embarazo sintomas ultimos dias de embarazo los ultimos dias de embarazo ultimos dias de gestacion ultimos dias del embarazo sintomas seo forum

Síntomas de parto días antes: Últimos días del embarazo

Estos días finales del embarazo se te están haciendo muy cuesta arriba, porque dudas a cada momento de si lo que haces puede afectar al bebé o no. No te obsesiones, cuídate mucho, muévete con cuidado y disfruta leyendo o paseando. Tener miedo al parto, ahora que lo ves tan cerca, es algo normal, pero no te dejes acobardar por ello. Piensa que el organismo femenino está capacitado para dar a luz y que te has estado preparando durante estos meses para sobrellevar el parto de la mejor manera posible.

mujer embarazada acostada

Comenta tus miedos con tu pareja

Hablar de tus sentimientos te ayudará a superarlos. También te vendrá bien comentarlos con tu ginecólogo. Escuchar por boca de un profesional que todo está controlado te ayudará a estar más tranquila, y hay datos médicos que demuestran que cuanto más positiva es la actitud de la madre en el parto, más fácilmente transcurre éste.

La dieta

No nos referimos que te limites en comer, más bien debes de saber que es fundamental que tomes alimentos ricos en hierro, como las legumbres y la carne, para evitar que la pérdida de sangre que vas a sufrir durante el parto te deje extenuada; también alimentos ricos en potasio, como los frutos secos y los plátanos, porque este mineral favorece las contracciones musculares, y otros que te aporten zinc y vitamina C, como los cereales y los cítricos, porque facilitan la cicatrización de las heridas, así como verduras de color verde, lechugas, espinacas, etc.

Duerme y descansa

Ahora que tu hijo ocupa prácticamente toda tu capacidad abdominal, no es extraño que te cueste conciliar el sueño. Para dormir mejor, date un baño relajante antes de acostarte, cena pronto, lee algo agradable antes de meterte en la cama y, si aun así no logras descansar por la noche, procura hacerlo a ratos por el día. Túmbate en una postura que te sea cómoda (prueba a echarte sobre el lado izquierdo, con un cojín entre las piernas) y si prefieres estar sentada, elige un asiento con respaldo y pon las piernas en alto. De esta forma favorecerás tu circulación de retorno, ahora más ralentizada. mujer embarazada durmiendo

Haz algo de ejercicio todos los días

Salvo que estés muy cansada, haz algo de ejercicio todos los días. El mejor deporte, en tu estado, es pasear durante al menos 30 minutos. Una caminata a ritmo moderado hará que tu corazón bombee con más fuerza para llevar sangre y oxígeno a todos los músculos y esto le servirá de entrenamiento para cuando tenga que hacer frente al esfuerzo del parto.

¿Tareas de la casa? sólo las imprescindibles

Al realizar tus tareas domésticas ten más cuidado que nunca. Haz sólo lo imprescindible y si quieres tener la casa rechinando de limpio, busca a una persona que te ayude (quizá puede venirte bien mantenerla, una vez que nazca el bebé). Olvídate de limpiar los azulejos y los cristales de las ventanas, de ordenar los maleteros, de cargar cosas pesadas, hacer fuerzas, etc.

Cuando cocines, ponte de lado. Así tendrás mejor acceso a los utensilios y calcularás mejor las distancias. Limpia el polvo con un plumero de mango largo, que te permita llegar a todos los rincones sin necesidad de subirte a lugares peligrosos. mujer preocupada cansada

Y para planchar, hazlo sentada, adaptando la tabla a tu altura y apoyando los pies sobre un cojín. Para agacharte y levantarte (al poner la lavadora o hacer las camas, por ejemplo), hazlo flexionando las piernas en vez de echarte hacia adelante, porque dado lo avanzado de tu estado, es fácil que pierdas el equilibrio. Además, en cualquier movimiento brusco o postura forzada tu espalda puede resentirse. Por supuesto, no cojas peso, haz la compra por teléfono.

Consejos extra

Para que durante el ingreso no eches nada en falta, repasa con tu pareja los documentos y el equipaje que habéis preparado y apuntad en una hoja cualquier cuestión de última hora que queráis comentar al médico.

Y para evitar perderos en el día crucial, recorre el camino de casa al hospital con el coche (que a partir de ahora debéis tener siempre con el depósito lleno), también puedes tener a la mano el teléfono de una persona disponible, familiar, conocido o algún chófer de un taxi.

Como ves, ¿para qué vas a preocuparte a estas alturas, si tú estás bien, tu hijo también y todo está controlado?

Ropa para hombres Ropa para mujeres Fotos de ropa Fotos de moda Dietas saludables Rutinas de ejercicios Musica para hacer ejercicio Ejercicios abdomen Maquillaje natural Tratamientos para el cabello Peinados para hombres Peinados para mujeres