dibujos de empresas con lideres secretaria SALUDANDO ENTREVISTA PARA TRABAJO lenguaje y modales adecuados para una entrevista de trabajo PROCESO IDEAL PARA LA SELECCION DE PERSONAL fondo claro de liderazgo mujerya com trabajo imagenes reprimendas de jefes a empleados trabajador individual seleccion de la idea de la empresa dibujos de lideres trabajando en grupo contrato individual de trabajo dibujos contratacion individual y colectiva darle la mano a tu entrevistador con firmeza que no se debe hacer entrevistas de trabajo DIBUJOS DE UNA PERSONA CONTRATANDO PERSONAL imaganes que se refieran a un perfil profesional LA CREATIVIDAD COMO HABILIDAD DIRECTIVA gif graciosos de liderazgo demostrar habilidades de trabajo en equipo en dibujos dibujo de conocimiento de un lider seo forum

Cómo hacer un buen CV en 10 pasos

Conoce las principales condiciones que ha de reunir un Currículum para ser efectivo

La búsqueda de un puesto de trabajo acorde con tu formación, tu personalidad y tus deseos, es una tarea que exige planificación y algo de tiempo. En esta sección te ofrecemos algunas de las claves esenciales para comenzar a buscar empleo de forma conveniente y convincente. 

El currículum vitae

Lo primero es conocer las principales condiciones que ha de reunir un Currículum para ser efectivo. Podemos dividirlas del siguiente modo:

  • 1. Carta de presentación: desarrolla una carta de presentación formal y procura que no ocupe más de una página.
  • 2. Datos personales: incluye siempre tu nombre, apellidos, dirección, fecha, lugar de nacimiento y estado civil. 
  • 3. Objetivo profesional: debes describir de forma clara y concisa el tipo de empleo que deseas conseguir. Es importante.
  • 4. Datos de formación: estudios que hayas realizado, lugar y duración. 
  • 5. Experiencia profesional: detalla los trabajos desempeñados, puesto, lugar y duración de cada uno.
  • 6. Idiomas e Informática: haz hincapié en el nivel del idioma, hablado y escrito. No te olvides de los conocimientos de informática. Menciona los títulos que poseas. Aparte y optativamente también puedes hacer referencia a asuntos como: 
  • 7. Referencias: si dispones de alguna o si son requeridas. 
  • 8. Pertenencia a algún tipo de organización: si tiene que ver con el puesto solicitado, inclúyelo. Es más importante de lo que parece. 
  • 9. Incluye información adicional: Sobre las becas y trabajos de postgrado que hayas realizado. 
  • 10. Nunca olvides la presentación: es importante utilizar un papel de buena calidad, blanco y cuyo formato sea DIN A-4. 

Errores imperdonables

No permitas que una pequeña equivocación te haga perder un gran trabajo. Te mostramos algunos datos que no se deben mencionar al realizar un currículum:
  • Nunca debes informar sobre dónde cursaste EGB, BUP o COU si dispones de estudios de niveles superiores. 
  • Tampoco hables acerca del salario que deseas percibir, ni hagas referencia a la militancia política, sindical o religiosa. 
  • Omite todo aquello que pueda infravalorarte, pero sin mentir.
  • Evita mencionar también los estudios o trabajos que no guarden relación con el puesto al que aspiras.

Buscar trabajo en Empresas de Selección de Personal

Si buscas empleo y ya has agotado todas las opciones, desde las ETT’s hasta las modernas bolsas de empleo on line, no te desesperes, aún puedes acudir a las empresas de selección de personal. |Existen muchas posibilidades de que puedas encontrar algo a tu medida. 

Buscar trabajo en Empresas de Selección de PersonalLas empresas de selección o cazatalentos, también conocidas como head hunters, se dedican a ayudar a las compañías en sus procesos de selección de personal. Podemos decir que realizan las funciones habituales que desarrollaría el departamento de recursos humanos de cualquier compañía a la hora de elegir un candidato para ocupar un nuevo puesto. 
Estas empresas se encargan de llevar a cabo prácticamente todo el proceso de selección: como primer paso, publican la convocatoria en prensa, Internet…, en la que se especifica las características del puesto, el perfil que debe tener el candidato y las condiciones ofrecidas. Una vez recibidos los currículums, el segundo paso es realizar una criba seleccionando aquellos que mejor se adaptan al puesto requerido.

Los elegidos son convocados a una entrevista personal en la que se evaluarán no sólo la experiencia previa y los conocimientos técnicos, sino también sus competencias, su actitud, entusiasmo, habilidades de comunicación, capacidad de trabajo en equipo, creatividad…Para ello, es posible que además de una entrevista, debas realizar otro tipo de pruebas como son los tests psicotécnicos.

Superadas las pruebas y entrevistas, la empresa de selección de personal enviará a su cliente (la compañía que busque el puesto) la lista con los candidatos que mejor se ajusten al perfil requerido. Llegados a este punto, es la propia compañía la que seleccionará finalmente a la persona que mejor se adapte no sólo al puesto, sino también a la propia cultura de la empresa. 
Las empresas de selección o cazatalentos, también conocidas como head hunters, se dedican a ayudar a las compañías en sus procesos de selección de personal
Debe quedar clara la diferencia entre una empresa de trabajo temporal y este tipo de empresas de selección de personal. Las primeras se encargan de la búsqueda de personal que será contratado con un carácter temporal, siendo la propia ETT la que realice la contratación. Las ETT´s ponen trabajadores a disposición de las empresas usuarias. Sin embargo, las empresas de selección, como norma general, no buscan personal para cubrir puestos temporales, sino que despliegan sus conocimientos en el terreno de los recursos humanos con el fin de conseguir a los mejores profesionales para el puesto. Reclutan, pero no contratan.
Existe la creencia de que las empresas de selección de personal sólo se dedican a la “caza” de talentos para ocupar puestos directivos. Aunque esto es muy habitual, no es el único ámbito en el que se mueven ya que también realizan procesos de selección para otro tipo de puestos (técnicos, administrativos, comerciales…). 

El proceso de selección y la decisión final

En un proceso selectivo no basta con contestar adecuadamente a lo que te preguntan. Ten en cuenta que en muchas de tus respuestas, además de demostrar si tienes las competencias necesarias para desarrollar el puesto, puedes estar dando pautas al entrevistador sobre tu personalidad.

Así, algunas de las cuestiones que la empresa de selección será capaz de entrever son:

    El proceso de selección y la decisión final

  • ¿Se adaptará bien a nuestra empresa? Muchas empresas valoran más que el candidato tenga capacidad de adaptación que los conocimientos propios que pueda poseer sobre una materia determinada.
  • ¿Es capaz de tolerar un ambiente cambiante? Hay sectores en los que el entorno es muy dinámico y están en un proceso constante de cambio.
  • ¿Está capacitado/a para soportar presión? Si pierdes los estribos ante situaciones de presión, mal asunto.
  • ¿Trabajará con nosotros un tiempo razonable o sospechamos que pronto buscará otro trabajo? Nunca dejes ver que buscas trabajo por un tiempo determinado.
  • ¿Encajará bien con los jefes y compañeros? Debes dejar ver tu capacidad de trabajo en equipo.

Petición de referencias

Es muy posible que una vez que hayas sido incluida en un proceso de selección de personal, la empresa te solicite referencias sobre el desempeño de tu carrera profesional en puestos anteriores.

Esta información es útil principalmente cuando se trate de candidatos que hayan trabajado con anterioridad en puestos similares, ya que será una información crucial a la hora de tomar la decisión final. Recuerda que esta petición de referencias se hará a los superiores inmediatos que tuvieras en las empresas en las que hayas trabajado.

20 Consejos para la entrevista de trabajo


Sabes que tras enviar tu currículum a una empresa, y haber sido seleccionado por ésta, lo más probable es que contacten contigo para realizar una entrevista personal

La entrevista de trabajo cara a caraLa entrevista de trabajo cara a cara

Antes de enfrentarte a ella, te conviene conocer qué es una entrevista de trabajo y cuál es su función. Podríamos definirla como una prueba que permite a la empresa conocer tu personalidad, gustos, maneras de actuar, y comprobar si te ajustas al perfil que busca, personal y profesionalmente hablando. 
Realizar una buena entrevista depende de factores como la experiencia o las malas pasadas que juegan los nervios. Por ello, ve preparada.
  • Es importante conocer los puntos fuertes y débiles de tu currículum y disponer de argumentos para defender las partes más flojas de éste.
  • Estar al corriente de la actividad, tamaño o número de trabajadores de la empresa puede suponer un tanto a tu favor. No está mal que prepares algunas preguntas que hacer al entrevistador (dónde trabajarías, cuándo, con quién, etc.).
  • Preséntate formalmente vestida (discreta) para ofrecer una imagen profesional, y por supuesto, llega puntual.
  • Una vez en ella, no seas la primera en extender la mano para saludar al interlocutor y siéntate, cuando éste te lo indique, adoptando una postura correcta (nada de cruzar las piernas). Mírale francamente (evita distraerte o jugar con objetos) y nunca le tutees por joven que sea. Tampoco fumes, aunque éste te lo ofrezca.
  • Intenta mostrarte como una persona segura e interesada en el puesto, respondiendo a todas sus preguntas con claridad y decisión.
  • Para poner punto final, hazle notar que has entendido sus necesidades y que tú eres la persona indicada para el puesto.

Tipos de entrevistas de trabajo | Individual o colectivaTipos de entrevistas de trabajo | Individual o colectiva

No dejes que te sorprendan, en ocasiones, cuando llega el momento de presentarte a una entrevista de trabajo, no tienes claro de qué tipo va a ser. Puedes encontrarte con entrevistas tanto individuales como colectivas.

Las primeras son las más frecuentes. En ellas estáis el seleccionador y tú, aunque no te sorprenda encontrar, en alguna ocasión, varias personas frente a ti evaluándote, ya que cada vez son más comunes las entrevistas denominadas “de panel”.
Para puestos de venta o comercial suelen ser colectivas. En estos casos buscan candidatos que se desenvuelvan bien en situaciones de grupo. Así, el entrevistador valorará tu trabajo en equipo, tu iniciativa, liderazgo, tu capacidad de comunicación y persuasión, etc. 
Evita errores
    Confiamos en que estas recomendaciones te ayuden a que el trabajo sea tuyo.

  • Convence al entrevistador de tu valía 
  • Si no quieres caer en contradicciones en una entrevista de trabajo di la verdad, aunque no importa que omitas aquello que consideres negativo.
  • Intenta adoptar un tono de seguridad y firmeza en tus respuestas (sin temblores de voz). Para ello, no te importe realizar una pequeña pausa para pensar antes de responder.
  • Demuestra interés colaborando con el entrevistador, realizando preguntas sobre el puesto, etc., pero sin monopolizar la conversación.
  • Ten mucho cuidado con las preguntas trampa. Son cuestiones acerca de tu intimidad, con las no se busca tanto conocer tu respuesta sino ver tu reacción ante una situación incómoda.
Y eso sí, nunca critiques trabajos anteriores o darás muy mala impresión. Confiamos en que estas recomendaciones te ayuden a que el trabajo sea tuyo.


Tests Psicotécnicos: Hacer Test de Inteligencia en 10 consejos

Los test psicotécnicos se llevan a cabo como complemento a la entrevista, a veces incluidos en ella, o para preseleccionar a los candidatos. Con ellos se cumplen dos objetivos: descubrir cómo trabajas y cómo te relacionas con la gente. Un poco de entrenemiento, una actitud positiva y sinceridad son las claves para superarlas con éxito.

Tests Psicotécnicos: Hacer Test de Inteligencia en 10 consejosMuchas personas se enfrentan a este tipo de test con cierto miedo a no encontrar la respuesta adecuada o no acabar a tiempo, pero lo más importante es decir la verdad, ya que existen escalas de sinceridad. En cuanto al tiempo empleado, tampoco debe ser un motivo de preocupación si no contestas a todo, sólo el 3% lo hace. 
El psicólogo o profesional que dirige el test pretende obtener un perfil de tu persona. La evaluación va direccionada a determinar una adecuada integración entre el individuo, la tarea concreta que va a realizar y la organización o empresa en la que deberá desarrollarla.

El proceso tiende al aprovechamiento de las diferencias reflejadas en el test para detectar a las personas que tienen la mayor cantidad de las características que se han demostrado como imprescindibles para el éxito en ese puesto concreto. No obstante, estas pruebas son más eficaces para predecir el fracaso de un candidato en un puesto determinado que para predecir un éxito.

Habitualmente no se emplea un único test, sino una batería que evalúa todas las variables que influyen en el desempeño del puesto. Existe una gran variedad de tests, pero los más comúnmente utilizados son los de inteligencia, aptitudes y personalidad.

  • Tests de inteligencia: determina la capacidad que los candidatos tienen para comprender y resolver problemas de todo tipo. Se utilizan casi como preselección, indagando en tu tipo de inteligencia (teórica o práctica, rápida o lenta, reactiva o espontánea, analítica o sintética), ya que para cada puesto es necesario cierto tipo de inteligencia. 

  • Tests de aptitudes: miden el rendimiento de una persona en un área determinada. Los hay de distintos tipos según el puesto a cubrir: razonamiento numérico, expresión verbal/escrita, abstracción, factor espacial, fluidez de cálculo, factor mecánico, comprensión verbal, memoria, atención, percepción, creatividad, en fin, tantos como aptitudes se pueden definir. Algunos evalúan simultáneamente varias aptitudes. 

  • Tests de personalidad: intentan cuantificar el grado en que aparecen determinados factores de personalidad en los individuos, para ver aspectos como el trabajo en equipo o individual y la capacidad de liderazgo. Los cuestionarios evalúan la estabilidad y la extroversión emocional, la autoestima, la afectividad, sensibilidad e impulsividad, la sumisión, la suspicacia, la tolerancia a la frustración, la dominancia, la independencia, la ansiedad, etc. 

Enfrentarse positivamente a las pruebas psicotécnicas 

    Enfrentarse positivamente a las pruebas psicotécnicas

  • Acude descansada y relajada.
  • Llega con el tiempo suficiente (5 – 10 minutos antes), pero no excesivo, que daría sensación de ansiedad.
  • Lleva tu propio material de escritura, aunque suele ser proporcionado allí.
  • Tu apariencia externa debe ser la de una profesional, aunque no sea la entrevista personal.
  • Escucha y lee atentamente las instrucciones.
  • Plantea tus dudas si es posible cuando te lo indiquen, una vez comenzado no insistas.
  • Los tests de aptitudes e inteligencia tienen un tiempo limitado, no pierdas el tiempo y autocronométrate.
  • En los test proyectivos sé tú misma, no intentes dar una imagen falsa.
  • No te desanimes si no has terminado a tiempo (recuerda que sólo el 3% lo hace).
  • Sigue el orden de las preguntas (van de menos a más).
  • Si te atascas en algún item, pasa al siguiente.
  • Contesta al azar los items si no tienes más tiempo.
  • No intentes copiar a tu vecina ni hablar con ella.

Otras pruebas
Existen otras técnicas que aportan información sobre la personalidad del sujeto, como son los tests proyectivos, los de actitudes, los de intereses y los de motivación.

Entre los proyectivos los más utilizados son los de Rorschach, el dibujo de la figura humana (Machover), o el del árbol (Koch). Los de actitud hacen referencia a la disposición con la que la persona se enfrenta a esa tarea.

Por último, los de motivación evalúan la que se tiene ante el trabajo propuesto, ya que la efectividad en el trabajo depende mucho de ella. Otra de las técnicas proyectivas cada día más utilizada es la grafología, que aporta información adicional a través del contenido de tu escritura.

Trabajar en Europa: buscando un empleo en el extranjero

¿Eres viajera? ¿Te gustaría salir fuera de tu país, y vivir nuevas experiencias en lo que al mundo laboral se refiere? Si es así, y has pensado establecerte en alguna región europea, prepárate, porque no es tan difícil como parece.
Trabajar en Europa: buscando un empleo en el extranjeroQue las fronteras no sean un impedimento a la hora de encontrar trabajo.

De hecho, podrás acceder a la mayoría de empleos públicos o privados de un país de la UE sin ningún tipo de discriminación (exceptuando algunos del sector público, tales como policía, fuerzas armadas, judicatura o cuerpo diplomático), y desempeñar cualquier actividad laboral en las mismas condiciones que los nacionales siempre y cuando seas ciudadana europea. Sin embargo, no olvides que conseguir un trabajo o no también depende de la posesión de determinadas cualificaciones, títulos, experiencia o conocimientos de un idioma. 
podrás acceder a la mayoría de empleos públicos o privados de un país de la UE sin ningún tipo de discriminación

Existen varias maneras de obtener información sobre empleos disponibles en otros países europeos: consultando la prensa, revistas profesionales, páginas de Internet, compañías privadas, el INEM o acudiendo a EURES, La Red de Servicios Europeos de Empleo, cuyo principio fundamental es facilitar la libre circulación de trabajadores en los países del Estado Económico Europeo (EEE). Está atendida por consejeros y corresponsales, cuya función es facilitar información sobre los derechos y condiciones de trabajo, asesoramiento, etc. 

Por supuesto, otra posibilidad de encontrar un empleo es la de trasladarte directamente al extranjero. En el caso de que decidas instalarte en otro país, podrás residir en él hasta tres meses sin realizar ningún trámite. De todas formas, dispones de un plazo para buscar trabajo, que dependerá del lugar al que vayas (algo de lo que debes informarte). Sin embargo, no podrán obligarte a abandonar éste, aunque hayan finalizado los plazos establecidos, si demuestras que realmente sigues buscando trabajo y tienes posibilidades reales de encontrarlo. 
Una vez que lo hayas conseguido, recuerda que dejarás de acumular derechos en tu país de procedencia, para hacerlo en el de acogida. 

¿Estás preparada para trabajar fuera de tu país?

¿Estás preparada para trabajar fuera de tu país?Si estás buscando un empleo en el extranjero tienes que tener en cuenta varios factores antes de emprender el viaje. Por un lado es importante que hables el idioma del país al que te diriges con la suficiente fluidez como para desempeñar correctamente el puesto de trabajo.

También deberías asegurarte que tus cualificaciones académicas y profesionales están reconocidas en el lugar al que vas, algo de lo que te puedes informar en el Ministerio de Educación y Cultura; y, por supuesto, no olvides ponerte al corriente sobre trámites generales de residencia, condiciones de vida, de trabajo, impuestos, asistencia sanitaria, etc. 

No olvides…
Cuando salgas al extranjero en busca de trabajo, hay una serie de documentos que nunca debes olvidar:

Cuando salgas al extranjero en busca de trabajo, hay una serie de documentos que nunca debes olvidar: Pasaporte o DNI; CV, referencias y títulos académicos traducidos (y certificados en el último caso); los formularios necesarios, expedidos por la Seguridad Social, para la asistencia sanitaria en EEE; una fotocopia de la partida de nacimiento y otra del libro de familia; varias fotografías de carnet, así como otros permisos o licencias, como el carnet de conducir, que tú creas que puedes necesitar en algún momento.

Consejos para encontrar Trabajo: Tácticas y Estrategias

Si no tienes trabajo pero estás estudiando, eres voluntaria de aldeas infantiles y colaboras -sin retribución- en un portal de Internet, estarás proyectando justo el perfil que buscan los seleccionadores de personal: iniciativa, capacidad de trabajo en equipo, y aptitud para afrontar problemas. También estarás demostrando que no practicas lo que no les gusta: la pasividad.
Consejos para encontrar Trabajo: Tácticas y Estrategias

Tácticas para la búsqueda de empleo | Mantente en activo

Bien porque es tu primer intento de acceso al mundo laboral, bien porque te parece que ha transcurrido una eternidad desde que recibiste tu última nómina, no encontrar trabajo puede llegar a ser desesperante.
Acudes a un sinfín de entrevistas, retocas el “currículum”, envías más de cien…, sin embargo, todos los esfuerzos parecen baldíos. El contacto con los responsables de Recursos Humanos es demasiado frío, cuadriculado, aséptico y sientes que no tienes la oportunidad de demostrar lo que vales.
Empiezas a perder la esperanza y, lo que es más grave, la confianza en ti misma…
Es necesario abordar nuevas tácticas de modo que sigamos sintiendo que tenemos controlada la situación.

    Tácticas para la búsqueda de empleo | Mantente en activo

  • 1. Acude a más entrevistas. Incluso a aquellas cuyas ofertas que no te interesan. Servirán para que te habitúes a todo el proceso y le pierdas el miedo al “cara a cara”. Además, es muy gratificante la sensación de dominio (es como cuando ves flirtear contigo a un chico que no te interesa en absoluto; no hay tensión y puede ser halagador).
  • 2. Mantente en constante actividad. Prosigue tu formación. Idiomas, manejo de programas de Windows, aromaterapia o cocina japonesa. Y no es válida la excusa del dinero porque hay cursos gratuitos impartidos por la comunidad o en Internet.
  • 3. Hazte voluntaria. Hay muchas asociaciones que necesitan colaboraciones desinteresadas. Además de ser un trabajo muy reconfortante, nos ayuda a ver las cosas desde otro prisma. 
  • 4. Navega por Internet. Además de proporcionarte soltura en un medio cada vez más extendido (son muchos los trabajos que solicitan saber manejarse por Internet), es una fuente más de información (en el Canal de Empleo de Navegalia hay muchas ofertas de trabajo) y son muchos los portales que solicitan colaboración gratuita (puede servirte para completar el currículum).
  • 5. Haz algo extraordinario. Encuéntrate a tu entrevistador “casualmente” e invítale a tomar una cerveza o entérate de su e-mail y envíale un correo gracioso u original (con respeto y educación, por supuesto).

Preguntas típicas en las entrevistas de trabajo

Para no dejar ningún cabo suelto es recomendable tener preparadas las respuestas a las posibles preguntas que muchos entrevistadores suelen incluir en sus planes de evaluación. En ocasiones, no les interesan tanto la respuesta como nuestra forma de actuar y así, con ellas pueden apreciar nuestra naturalidad, capacidad de improvisación, reacción ante situaciones inesperadas, etc.

Aquí tienes una lista de las más comunes o extravagantes:

  • ¿Cuál es el último libro que ha leído?
  • ¿Cómo se definiría?
  • ¿Cómo cree que le definirían sus amigos?
  • ¿Cuáles son sus tres mejores cualidades?
  • ¿Y sus tres peores defectos? (no es conveniente tardar mucho en responder)
  • En su currículum escribe que le gusta el teatro, ¿cuál es la última obra que ha visto?
  • ¿Qué opinión le merece su anterior jefe? (nunca hables mal de él)
  • ¿Le gusta trabajar en equipo? ¿por qué?
  • ¿En qué tipo de colegios realizó sus estudios?
  • ¿Qué recuerda de su época de estudiante?
  • ¿Cuál considera que es el trabajo ideal? (éste, por supuesto)
  • ¿Qué cree que puede aportar a nuestra empresa?

Cómo ser un Buen Líder en el Trabajo

¿Te has planteado alguna vez la posibilidad de llegar a ser jefa en tu empresa? No pienses que tú no sirves para eso porque según varios expertos en la materia, los jefes no nacen, sino que se hacen. Atrás quedaron los tiempos en que se ascendía a las personas por su antigüedad. Ahora lo que importa es tener una serie de cualidades y aptitudes claves, además de, por supuesto, unos conocimientos específicos para conseguir un puesto de responsabilidad.

Cómo ser un Buen Líder en el TrabajoLos expertos en Recursos Humanos diferencian dos tipos de perfiles en los trabajadores: el perfil “duro”, que se refiere a los conocimientos y a la experiencia profesional, y el “blando” que se centra en la personalidad y motivación de la persona y ambos son fundamentales a la hora de ser ascendida. 
No vamos a hablar aquí de los conocimientos que has de tener para ser jefa, puesto que dependiendo del puesto al que optes, deberán ser unos u otros. Pero, independientemente de la labor que vayas a realizar, sí son importantes una serie de cualidades personales que son muy valoradas por las empresas:
  • Confianza en ti misma: es importante que demuestres seguridad en tu trabajo y que seas capaz de hacer frente a cualquier imprevisto 
  • Iniciativa y creatividad: no esperes a que te digan lo que tienes que hacer. Toma tú la delantera y muéstrate creativa, proponiendo nuevas ideas, mejoras, identificando problemas y planteando soluciones, etc. 
  • Implicación con los objetivos de la empresa: cuanto más implicada estés, más motivada te sentirás y mejor realizarás tu trabajo 
  • Tenacidad: aunque pienses que lo que estás haciendo no sirve para nada, no lo abandones y se perseverante y constante 
¿Te has planteado alguna vez la posibilidad de llegar a ser jefa en tu empresa?
  • Habilidades de comunicación: demuestra tu capacidad para transmitir tus ideas de forma clara y directa y tus habilidades para relacionarte con los demás Tolerancia al fracaso: si te equivocas en algo, asúmelo y coméntalo con tus superiores. Ellos apreciarán tu humildad y sinceridad. No te desesperes por haber cometido un error, porque de los errores se aprende y mucho 
  • Liderazgo: si sabes influir en los demás, motivarles y orientarles hacia objetivos comunes, vas por buen camino 
  • Trabajo en equipo: el éxito raras veces depende de una sola persona Además de estas cualidades, también es importante hablar una segunda lengua (generalmente inglés), y ser abierto de mente mostrando tener una actitud positiva ante el cambio (hay que ser capaz de asumir un repentino cambio de estrategia de la compañía sin que eso te suponga un trauma).

No es oro todo lo que reluce 
Ten en cuenta que ser jefa no es un camino de rosas. El ascenso implica no sólo un aumento de sueldo, sino también una jornada laboral más extensa e intensa y esto te repercutirá en tu vida privada.

Ten en cuenta que ser jefa o lider no es un camino de rosasTienes que saber desconectar para no llevarte los problemas a casa, ¡así evitarás coger una úlcera!. Además, el simple hecho de dirigir un equipo de personas no significa que tú siempre tengas la razón, ni que tengas que imponer tus criterios.

Debes delegar en tu equipo, motivarlo, orientarlo y mantener una política de comunicación activa y dinámica con toda tu gente. Apreciarán enterarse por ti y no por los compañeros de las noticias o cambios de la empresa. Pero sobre todo, si quieres ser respetado, debes mantener el respeto con tus colegas y tus subordinados. 

Valores intangibles
¿Qué puede aportar una mujer que no aporte un hombre? Nos guste o no, un hecho ineludible es que la mujer sigue teniendo una presencia minoritaria en cargos directivos. El mundo empresarial siguen siendo parcela de los hombres, aunque esta situación está cambiando poco a poco.

Aún queda mucho camino por recorrer, pero sí es cierto, y así lo dicen los expertos, que la mujer puede aportar un talante diferente, una mayor parte de intangibles que pueden generar muchos beneficios.

Habilidades de comunicación y de escucha, cosas que se han perdido mucho en las empresas, son valores que puede aportar una mujer en mayor medida que un hombre. Es en el ámbito de lo emocional y los sentimientos donde tenemos mucho que decir.

Trabajo en Londres para Españoles: Trabajar de Aupair

Si estás cansada de gastar dinero en academias y tienes la sensación de que no has aprendido ni una palabra de inglés, francés, italiano, etc. la mejor solución es viajar a un país cuya lengua materna sea ese que tanto esfuerzo te cuesta aprender. Pero, si lo que te preocupa es el dinero, tranquila, puedes trabajar como au-pair y ganar dinero mientras estudias.

Trabajo en Londres para Españoles: Trabajar de Aupair

Si alguna vez te has informado de los precios de los viajes a países como Estados Unidos, Australia, Canadá o incluso Francia, Inglaterra o Italia, te habrás dado cuenta que resultan muy caros. Y si además, lo que quieres es pasar una larga temporada a los precios del desplazamiento hay que unir los de la estancia, ya sea por tu cuenta o en un colegio en el que puedas alojarte y recibir clases intensivas del idioma elegido.

Con todos estos gastos, la idea de pasar un año fuera de España puede parecerte fuera de tu alcance, pero nada más lejos de la realidad. Si te gustan los niños y no te importa realizar pequeñas tareas del hogar, tu trabajo ideal en el extranjero es el de niñera o au-pair.
Si ya te has decidido a emprender tu viaje, pero no sabes dónde puedes informarte, debes saber que Internet te ofrece una gran variedad de páginas de empresas que te ayudarán a encontrar una casa en la que alojarte.
 Londres es una de las ciudad ideales para los españoles debido a su relativa cercanía y a las grandes posibilidades que ofrece.Las opciones son variadas en cuanto a los países de destino ya que puedes viajar por Europa (normalmente a Alemania, Francia o Gran Bretaña), Estados Unidos o, incluso a países tan lejanos como Australia. Londres es una de las ciudad ideales para los españoles debido a su relativa cercanía y a las grandes posibilidades que ofrece.
Las distintas empresas también suelen ofrecerte información sobre los cursos de idiomas para extranjeros que se imparten en los diversos colegios, institutos o universidades del país. Así páginas como la de la Universidad de la Sorbona en Francia o la de Eurobridge en Inglaterra te dan la oportunidad de seguir sus clases simultaneándolas con el trabajo con una familia.

Requisitos para ser Au-pair

Si ya te has decidido a trabajar como au-pair trabajando en Londres y sois español, debes saber que tienes que cumplir algunos requisitos:

Tener entre 18 y 26 años, presentar Curriculum Vitae, tener un conocimiento medio del idioma, certificado médico de buena salud, experiencia en el cuidado de niños, redactar una carta a la familia hablando de ti misma, etc. 

Si ya te has decidido a trabajar como au-pair trabajando en Londres y sois español, debes saber que tienes que cumplir algunos requisitos:


Aunque estos son los requisitos más usuales, cada empresa establece los que considera más adecuados para llegar a seleccionar a candidatas, por lo que te será muy fácil encontrar una que esté hecha a tu medida.

Por otro lado, y en lo que se refiere al empleo, tienes que saber que como contraprestación a tu trabajo, que normalmente es de cinco o seis horas diarias, tendrás derecho a una habitación con pensión completa y una cantidad de dinero de bolsillo que mínima. Además, también tienes derecho a dos días de fiesta por semana, o bien, si la familia o tu acordáis reducir estos días, a una contraprestación monetaria superior.

Legislación laboral

Antes de emprender tu viaje por Londres o por Europa deberías informarte antes de los derechos y deberes que tiene el trabajador que desarrolla este tipo de empleo. De esta forma, y sin moverte de tu casa, la red te ofrece la oportunidad de saber todo lo que quieras sobre esta modalidad de contrato para que una vez en el país de destino no tengas ningún problema legal. De todas formas, en las diferentes empresas que te presentamos puedes obtener toda la información necesaria para que tu viaje se desarrolle sin problemas, aunque nunca está demás que tú te documentes por tu cuenta para evitar sustos de última hora.

Ahora sólo te queda ponerte manos a la obra y decidir tu destino. ¡Buen viaje! 

Liderazgo de equipos de trabajo: habilidades directivas

Si cada persona es un mundo, cualquier equipo de trabajadores en un departamento de una empresa cualquiera es… toda una galaxia. El papel del directivo en la gestión de ese capital humano puede marcar la diferencia.

Un mal gestor puede generar equipos mal avenidos en los que los celos y las envidias lastren la productividad; la clave del éxito -personal y profesional- está en aprovechar las potencialidades de cada trabajador y obviar sus defectos. Y tranquila: para esto no hacen falta masters ni cursos de postgrado, sino sentido común y humanidad.
¿Condenados a entenderse o contentos de trabajar en equipo? Es cuestión de punto de vista y de actitud personal. Si el directivo considera a sus trabajadores como meros peones difíciles de manejar, incapaces de ejecutar adecuadamente las órdenes y nulos para trabajar codo con codo con sus compañeros, posiblemente su departamento se irá a pique… juntamente con su ánimo y su iniciativa. Y posiblemente pensará que sin culpa suya.

Esa actitud, sin embargo, es falsa: independientemente de que es cierto que hay elementos irreductibles, y personas a las que se puede sacar escaso jugo, en la mayoría de los casos la responsabilidad por no haber hecho que un departamento produzca es del jefe. Y como el jefe no es capaz de hacerlo todo por sí mismo, hará falta la colaboración de otros: delegar es la palabra mágica.
Desde la antigüedad clásica (ahora tan de moda con el best-seller “Más Platón y menos Prozac”) la sabiduría popular y el sentido común nos han hecho asumir que el hombre es un ser social: los robinsones simplemente sobreviven, y si no que se lo cuenten al Tom Hanks de Náufrago. Más modernamente, el filósofo Ricardo Yepes nos recordaba en su ¿Quién es el hombre? que las relaciones entre hombres son un juego de suma positiva: lo que varias personas consiguen juntas es más que la suma de lo que conseguirían trabajando individualmente y por separado.
Toma nota. Se trata, por tanto, de aprovechar las potencialidades de cada sujeto y relegar al fondo del cajón de los expedientes archivados, los inevitables defectos y puntos flacos. El sistema de bronca continua y reprimenda sistemática acaba agriando los ánimos y predisponiendo a los equipos contra el jefe: así sólo conseguirá crear un mar de fondo de resquemores e incomodidad, que hará imposible que los trabajadores se esfuercen por el bien de la empresa. Mejor es apoyarse en lo positivo.
Si tu secretaria es desordenada, facilítale una buena agenda y encauza su buena voluntad. Si uno de los componentes de tu equipo es incapaz de poner los pies en la tierra, encárgale tareas más generales. Si un comercial es ideal para el trato con el público pero nulo para la gestión, no le ofrezcas puestos de coordinación sino manténlo donde está. Y así con todo. Lo contrario es remar contracorriente, una actitud que no se puede mantener por mucho tiempo sin llegar al agotamiento total.
Creando una atmósfera adecuada
Fomenta el respeto mutuo entre tu equipo: no se trata de promocionar el compadreo sino de crear una atmósfera en la que cada uno se sienta valorado en sus virtudes y corregido sin acritud por sus errores. 
Una advertencia dicha a tiempo, con autoridad pero con buenas palabras, cala en el ánimo del empleado más recalcitrante. Una continuidad sin respiro de malas caras hará huir a los mejores, y te dejará rodeada únicamente de los que no tienen ningún sitio mejor a donde ir.
Las buenas maneras son un ingrediente de calor humano que pueden hacer que la frialdad de una oficina se transforme en un ambiente agradable para trabajar y rendir. Los clientes también percibirán -se nota en el ambiente- que se les atiende de forma personal, no automatizada: que la persona que atiende el teléfono no lo haga de tal manera que pueda intercambiarse por un contestador automático sin pérdida de humanidad. 
Tienes que ser la primera en tratar a todos con corrección: sin licencias impropias de tu posición, pero sin situarte en la torre de marfil del engreído. Y eso, por muy importante que sea tu posición con respecto a sus subordinados: recuerda que son tus pies y tus manos a la hora de concretar las líneas de actuación que se marcan desde arriba.
Evita los objetivos imposibles
Por supuesto, el respeto y el buen ambiente no están reñidos con la exigencia: en la acometida de las tareas y en los resultados esperados. 
Intenta ser racional a la hora de señalar metas, adecuándolas a las circunstancias de personas, tiempo y lugar: unos objetivos inalcanzables desalientan al más pintado. Pero antes de exigir a los demás, exígete a ti misma: el mejor jefe es el que es capaz de hacer -y lo hace si se presenta la ocasión o la necesidad- todo lo que hacen sus subordinados.

Contrato de interinidad ¿Qué es? Características, Cómo formalizarlo

El contrato de interinidad podrá aplicarse cuando la empresa necesite sustituir a una trabajadora o un trabajador, que tiene derecho a conservar su puesto de trabajo en la firma, durante el tiempo que se encuentre ausente. Asimismo, también se puede aplicar cuando se requiera cubrir, siempre por un tiempo determinado, una vacante hasta el momento en que se realice el proceso de selección o promoción tras la cual se establecerá la cobertura adecuada en cada caso, recurriendo entonces, a otra modalidad de contratación.

En lo que se refiere a la duración de éste, y como ya se ha dicho con anterioridad, siempre será por un tiempo determinado. La vigencia del contrato se extinguirá una vez que se haya producido la reincorporación del personal al que hayas estado sustituyendo o una vez que se adjudique la plaza a la persona que ha pasado con éxito las pruebas de selección que la empresa haya considerado adecuadas en cada caso. Sin embargo, en ninguno de estos supuestos el periodo puede superar los tres meses. Sólo se permitirá la ampliación de este espacio de tiempo durante los procesos selectivos impuestos por las Administraciones Públicas. 
Por otro lado, debes tener en cuenta que este tipo de contratación puede llegar a convertirse en indefinida en los casos en los que no se cumplan los preceptos legales que la definen, a saber: 

  • En el momento en que no exista constancia escrita de la formalización del contrato. 
  • Cuando no se ha dado de alta a la empleada o empleado en las oficinas de la Seguridad Social durante el tiempo que ha estado ocupando el puesto de trabajo. 
  • Si después de los tres meses marcados como límite, sin haberse producido ningún tipo de denuncia por ambas partes (empresario y trabajador), la persona contratada continúa ocupando el puesto.
  • Cuando se ha incurrido en fraude de ley.

Jornada laboral

El contrato de interinidad obliga al trabajador a realizar una jornada completa de ocho horas. Únicamente puede romperse este supuesto en ciertos casos que es importante que conozcas: 
  • 1. Cuando el trabajador al que tengas que sustituir trabaje a tiempo parcial. 
  • 2. En el caso en que de que te hayan contratado con el objetivo de completar la jornada cuando a la empleada o empleado que ocupa el puesto se la hayan reducido por causas diversas.
Cómo formalizar el contrato
La formalización del contrato de interinidad siempre ha de hacerse por escrito. En este documento se debe especificar su tipología, el tiempo de vigencia, las características del puesto a ocupar, el trabajo que se ha de desarrollar y, por supuesto, es muy importante que se incluya la causa por la que se está realizando dicha sustitución
Una vez redactado y firmado, el contrato se registrará en la oficina de empleo en un plazo, que en ningún caso, podrá ser superior a 10 días, contados desde el mismo momento de su concertación.

Ropa para hombres Ropa para mujeres Peinados para hombres Peinados para mujeres