ventajas de un buen liderazgo modelitos examen psicotecnico con dibujos imaginarios mixed grappling trabajo de lider y subordinado dibujos animados solucion de pruebas psicotecnicas muñeco masculino con riqueza animado dibujos del liderazgo permisibo ser un lider dibujos animados jefe y trabajadores animados pareja discutiendo png técnicas de sumisión chicas test psicotecnicos colores mujer siendo lider animado ropa para practica de taichi con toque femenino dibujos de discusiones entre parejas liderazgo excelente discusiones de parejas en dibujos animados y frases de mujer fitnes positiva pelea de mujeres defensa personal test psicotecnico de boxeo seo forum

Tests Psicotécnicos: Hacer Test de Inteligencia en 10 consejos

Los test psicotécnicos se llevan a cabo como complemento a la entrevista, a veces incluidos en ella, o para preseleccionar a los candidatos. Con ellos se cumplen dos objetivos: descubrir cómo trabajas y cómo te relacionas con la gente. Un poco de entrenemiento, una actitud positiva y sinceridad son las claves para superarlas con éxito.

Tests Psicotécnicos: Hacer Test de Inteligencia en 10 consejosMuchas personas se enfrentan a este tipo de test con cierto miedo a no encontrar la respuesta adecuada o no acabar a tiempo, pero lo más importante es decir la verdad, ya que existen escalas de sinceridad. En cuanto al tiempo empleado, tampoco debe ser un motivo de preocupación si no contestas a todo, sólo el 3% lo hace. 
El psicólogo o profesional que dirige el test pretende obtener un perfil de tu persona. La evaluación va direccionada a determinar una adecuada integración entre el individuo, la tarea concreta que va a realizar y la organización o empresa en la que deberá desarrollarla.

El proceso tiende al aprovechamiento de las diferencias reflejadas en el test para detectar a las personas que tienen la mayor cantidad de las características que se han demostrado como imprescindibles para el éxito en ese puesto concreto. No obstante, estas pruebas son más eficaces para predecir el fracaso de un candidato en un puesto determinado que para predecir un éxito.

Habitualmente no se emplea un único test, sino una batería que evalúa todas las variables que influyen en el desempeño del puesto. Existe una gran variedad de tests, pero los más comúnmente utilizados son los de inteligencia, aptitudes y personalidad.

  • Tests de inteligencia: determina la capacidad que los candidatos tienen para comprender y resolver problemas de todo tipo. Se utilizan casi como preselección, indagando en tu tipo de inteligencia (teórica o práctica, rápida o lenta, reactiva o espontánea, analítica o sintética), ya que para cada puesto es necesario cierto tipo de inteligencia. 

  • Tests de aptitudes: miden el rendimiento de una persona en un área determinada. Los hay de distintos tipos según el puesto a cubrir: razonamiento numérico, expresión verbal/escrita, abstracción, factor espacial, fluidez de cálculo, factor mecánico, comprensión verbal, memoria, atención, percepción, creatividad, en fin, tantos como aptitudes se pueden definir. Algunos evalúan simultáneamente varias aptitudes. 

  • Tests de personalidad: intentan cuantificar el grado en que aparecen determinados factores de personalidad en los individuos, para ver aspectos como el trabajo en equipo o individual y la capacidad de liderazgo. Los cuestionarios evalúan la estabilidad y la extroversión emocional, la autoestima, la afectividad, sensibilidad e impulsividad, la sumisión, la suspicacia, la tolerancia a la frustración, la dominancia, la independencia, la ansiedad, etc. 

Enfrentarse positivamente a las pruebas psicotécnicas 

    Enfrentarse positivamente a las pruebas psicotécnicas

  • Acude descansada y relajada.
  • Llega con el tiempo suficiente (5 – 10 minutos antes), pero no excesivo, que daría sensación de ansiedad.
  • Lleva tu propio material de escritura, aunque suele ser proporcionado allí.
  • Tu apariencia externa debe ser la de una profesional, aunque no sea la entrevista personal.
  • Escucha y lee atentamente las instrucciones.
  • Plantea tus dudas si es posible cuando te lo indiquen, una vez comenzado no insistas.
  • Los tests de aptitudes e inteligencia tienen un tiempo limitado, no pierdas el tiempo y autocronométrate.
  • En los test proyectivos sé tú misma, no intentes dar una imagen falsa.
  • No te desanimes si no has terminado a tiempo (recuerda que sólo el 3% lo hace).
  • Sigue el orden de las preguntas (van de menos a más).
  • Si te atascas en algún item, pasa al siguiente.
  • Contesta al azar los items si no tienes más tiempo.
  • No intentes copiar a tu vecina ni hablar con ella.

Otras pruebas
Existen otras técnicas que aportan información sobre la personalidad del sujeto, como son los tests proyectivos, los de actitudes, los de intereses y los de motivación.

Entre los proyectivos los más utilizados son los de Rorschach, el dibujo de la figura humana (Machover), o el del árbol (Koch). Los de actitud hacen referencia a la disposición con la que la persona se enfrenta a esa tarea.

Por último, los de motivación evalúan la que se tiene ante el trabajo propuesto, ya que la efectividad en el trabajo depende mucho de ella. Otra de las técnicas proyectivas cada día más utilizada es la grafología, que aporta información adicional a través del contenido de tu escritura.

Cómo ser un Buen Líder en el Trabajo

¿Te has planteado alguna vez la posibilidad de llegar a ser jefa en tu empresa? No pienses que tú no sirves para eso porque según varios expertos en la materia, los jefes no nacen, sino que se hacen. Atrás quedaron los tiempos en que se ascendía a las personas por su antigüedad. Ahora lo que importa es tener una serie de cualidades y aptitudes claves, además de, por supuesto, unos conocimientos específicos para conseguir un puesto de responsabilidad.

Cómo ser un Buen Líder en el TrabajoLos expertos en Recursos Humanos diferencian dos tipos de perfiles en los trabajadores: el perfil “duro”, que se refiere a los conocimientos y a la experiencia profesional, y el “blando” que se centra en la personalidad y motivación de la persona y ambos son fundamentales a la hora de ser ascendida. 
No vamos a hablar aquí de los conocimientos que has de tener para ser jefa, puesto que dependiendo del puesto al que optes, deberán ser unos u otros. Pero, independientemente de la labor que vayas a realizar, sí son importantes una serie de cualidades personales que son muy valoradas por las empresas:
  • Confianza en ti misma: es importante que demuestres seguridad en tu trabajo y que seas capaz de hacer frente a cualquier imprevisto 
  • Iniciativa y creatividad: no esperes a que te digan lo que tienes que hacer. Toma tú la delantera y muéstrate creativa, proponiendo nuevas ideas, mejoras, identificando problemas y planteando soluciones, etc. 
  • Implicación con los objetivos de la empresa: cuanto más implicada estés, más motivada te sentirás y mejor realizarás tu trabajo 
  • Tenacidad: aunque pienses que lo que estás haciendo no sirve para nada, no lo abandones y se perseverante y constante 
¿Te has planteado alguna vez la posibilidad de llegar a ser jefa en tu empresa?
  • Habilidades de comunicación: demuestra tu capacidad para transmitir tus ideas de forma clara y directa y tus habilidades para relacionarte con los demás Tolerancia al fracaso: si te equivocas en algo, asúmelo y coméntalo con tus superiores. Ellos apreciarán tu humildad y sinceridad. No te desesperes por haber cometido un error, porque de los errores se aprende y mucho 
  • Liderazgo: si sabes influir en los demás, motivarles y orientarles hacia objetivos comunes, vas por buen camino 
  • Trabajo en equipo: el éxito raras veces depende de una sola persona Además de estas cualidades, también es importante hablar una segunda lengua (generalmente inglés), y ser abierto de mente mostrando tener una actitud positiva ante el cambio (hay que ser capaz de asumir un repentino cambio de estrategia de la compañía sin que eso te suponga un trauma).

No es oro todo lo que reluce 
Ten en cuenta que ser jefa no es un camino de rosas. El ascenso implica no sólo un aumento de sueldo, sino también una jornada laboral más extensa e intensa y esto te repercutirá en tu vida privada.

Ten en cuenta que ser jefa o lider no es un camino de rosasTienes que saber desconectar para no llevarte los problemas a casa, ¡así evitarás coger una úlcera!. Además, el simple hecho de dirigir un equipo de personas no significa que tú siempre tengas la razón, ni que tengas que imponer tus criterios.

Debes delegar en tu equipo, motivarlo, orientarlo y mantener una política de comunicación activa y dinámica con toda tu gente. Apreciarán enterarse por ti y no por los compañeros de las noticias o cambios de la empresa. Pero sobre todo, si quieres ser respetado, debes mantener el respeto con tus colegas y tus subordinados. 

Valores intangibles
¿Qué puede aportar una mujer que no aporte un hombre? Nos guste o no, un hecho ineludible es que la mujer sigue teniendo una presencia minoritaria en cargos directivos. El mundo empresarial siguen siendo parcela de los hombres, aunque esta situación está cambiando poco a poco.

Aún queda mucho camino por recorrer, pero sí es cierto, y así lo dicen los expertos, que la mujer puede aportar un talante diferente, una mayor parte de intangibles que pueden generar muchos beneficios.

Habilidades de comunicación y de escucha, cosas que se han perdido mucho en las empresas, son valores que puede aportar una mujer en mayor medida que un hombre. Es en el ámbito de lo emocional y los sentimientos donde tenemos mucho que decir.

Diferencias entre el hombre y la mujer

A los varones se les atribuye mayor capacidad para decidir y para controlar sus emociones y a las mujeres mayor fantasía, inteligencia y comprensión. ¿Somos realmente diferentes o sólo respondemos a unos estereotipos sexuales que nos han inculcado?

En el año 1846, un temporal de nieve dejó atrapados a 87 colonos durante seis meses en las montañas de California. El 57% de los hombres que componían la caravana murieron antes de llegar la primavera, frente a sólo el 33% de las mujeres. El antropólogo norteamericano Donald Grayson, después de estudiar durante años algunos diarios de estas personas, ha llegado a la conclusión de que la mayor supervivencia femenina no sólo se debió a una superior resistencia física, sino a que las mujeres manejaron de forma más efectiva las situaciones difíciles.
Según una encuesta de Dympanel para Quo, la mayoría de los españoles cree que, en general, la mujer tiene más capacidad de sufrimiento, es más imaginativa y sensible ante los problemas. Por su parte, el hombre es más racional y ambos se consideran igual de inteligentes y disciplinados.
Aunque el 78% de los españoles considera que los hombres y las mujeres son básicamente iguales, también hay quien opina que en función de nuestro género destacaremos en la vida por unas u otras aptitudes.

Ellos matemáticos, ellas filólogas 

Por otra parte, se ha comprobado que los hemisferios cerebrales no son simétricos: en el izquierdo predominan las funciones del lenguaje y de la capacidad lectora, mientras que en el derecho lo hacen el funcionamiento visual y la capacidad matemática. 
Cuando los investigadores han realizado estudios para descubrir las aptitudes innatas de las personas, se ha comprobado que los hombres solían destacar frente a las mujeres por su capacidad espacial y de cálculo, y ellas por su fluidez verbal. De todo ello se podría desprender que las mujeres utilizan más el hemisferio izquierdo y los hombres el hemisferio derecho. 
De hecho, en un estudio realizado en 2007 por el Ministerio de Educación y Cultura entre casi 50.000 alumnos de bachillerato, las chicas obtuvieron mejores resultados en comprensión lectora, gramática y literatura y los chicos en matemáticas y ciencias de la naturaleza. Pero de nuevo, ¿esto puede influir de algún modo en nuestra forma de pensar? “Lo cierto es que no, porque en el pensamiento y en la acción influyen otros factores, como por ejemplo la emotividad, la memoria o la sensibilidad entre otros, que están presentes en ambos hemisferios cerebrales por igual”, explica el doctor Agustín Codina.
En cuanto a los factores genéticos, se ha realizado un experimento con cobayas en la Universidad de Cambridge, cuyos resultados según los científicos pueden extrapolarse a los humanos, que ha determinado que la madre es la responsable de transmitir la inteligencia a su hijo y el padre la emotividad, aunque esta herencia no se ve alterada en función del sexo de la descendencia.

Más neuronas al nacer 

Durante años, psicólogos, sociólogos y biólogos han tratado de aclarar si, efectivamente, existe una diferencia de pensamiento en función del género y si ésta viene impuesta por nuestros genes o simplemente, por la diferente educación de roles que recibimos desde nuestra más temprana infancia. 
“Hasta el momento, sólo sabemos que existe un pequeño núcleo en un área del hipotálamo que es distinto en hombres y mujeres, y que durante los diez días posteriores al nacimiento, los bebés varones tienen mayor número de neuronas y, además, que éstas son más grandes, aunque antes del mes de vida esto se acaba compensando”, explica Agustín Codina, jefe de neurología del hospital Vall D´Hebron de Barcelona. “En cualquier caso, de ninguna forma se puede demostrar que esto influya en la forma de pensar”, añade.

Discusiones de pareja: crisis, problemas y consejos

La educación de los hijos, el dinero, el fútbol, la limpieza del hogar, … Sólo un 18% de los hispanos afirman no discutir nunca con su pareja, aunque a veces el silencio puede ser signo del fin de una relación. Según los psicológos, las disputas controladas pueden ser un seguro de vida en las parejas.

El padre del psicoanálisis, Sigmund Freud, aseguraba que “la civilización surgió cuando el hombre dejó de tirar piedras y lanzó el primer insulto“. Y debía tener razón, porque hoy en día sólo un 18% de las parejas no incluyen las discusiones en su comunicación.
Los expertos confirman la utilidad social de las peleas: por un lado son una vía de escape en la convivencia, y por otro, pueden ser una señal de que esa pelea oculta un verdadero problema de fondo que puede llegar a acabar con la relación. “Lo que hay que tener claro”, explica Ángeles Sanz, psicóloga clínica y especialista en terapia de pareja del grupo CINTECO “es cuándo se discute para conseguir un acuerdo algo positivo; o cuándo no se busca solución”. La diferencia depende de la forma en que actuemos:

  • Pelea constructiva. Es la más eficaz si quieres que se acepten tus peticiones. Debes utilizar un lenguaje directo para exponer los argumentos (“Me encantaría ir este verano a la playa”).
  • Pelea destructiva. Normalmente sigue tres pautas: la utilización de terceras personas para conseguir el fin (“A los niños les vendría muy bien ir a la playa”), la crítica constante (“No quieres ir nunca a la playa”), o el chantaje (“Si no vamos a la playa, no te vuelvo a acompañar al fútbol”). La primera consecuencia es el rechazo sistemático de lo que se pide, la segunda es la bronca segura. Además, en el caso de que en las peleas se involucre a los hijos, el resultado es especialmente nefasto, porque tal y como explica la directora del centro de resolución de conflictos APSIDE, Trinidad Bernal, “cuando peleamos no controlamos las emociones y herimos a los seres queridos, en este caso a los hijos, que son los más vulnerables”.

La suegra y los niños

La forma de comunicarse en la pareja es uno de los factores que más peleas provoca. En ocasiones, somos incapaces de hacer entender a nuestro compañero lo que necesitamos, y simplemente se lo exigimos: “estamos utilizando un idioma distinto”, comenta Ángeles Sanz. Pese a todo, casi todas las disputas conyugales se originan, según los expertos, en torno a estas áreas:
  • Dinero. Las parejas no se suelen poner de acuerdo sobre las prioridades que tienen a la hora de emplear los ahorros. Por ejemplo, es frecuente que ellos prefieran invertirlos en un coche y ellas en unas vacaciones. De hecho, tal y como refleja una encuesta realizada por la empresa de sondeos Iope Test para Quo, casi el 13% de las parejas españolas se enfadan por motivos económicos.
  • Familia política. Muy pocas veces, a los familiares políticos se les trata de igual forma que a los padres naturales, por lo que criticarlos es en realidad un ataque velado pero directo a la propia pareja.
  • Ocio. Ocurre cuando uno de los dos trabaja fuera del hogar, ya que preferirá a menudo descansar el fin de semana en casa, justo lo contrario que su pareja.
  • Hijos. Los errores que cometen se suelen achacar a la educación más o menos permisiva que “el otro” tiene con ellos. Nada menos que el 26% de las familias españolas pelea por el comportamiento de los hijos; es más, desde los 30 hasta pasados los 65 años es el principal motivo de conflicto.

El fin del amor

La evolución de las peleas en los humanos suele cumplir ciertas normas. Es fácil observar cómo los niños discuten con sus compañeros para reivindicar su territorio o su propiedad: (“Ese niño me ha quitado mi balón” o “Mamá me quiere más a mí”). 
Las parejas adultas siempre discuten por lo mismo: yo quiero algo que tú no me das“, explica Angeles Sanz, “pero no está claro que exista una época común en la que empiecen las disputas conyugales“.
También parece comprobado que las parejas que aseguran no pelear habitualmente, no son más sólidas que las que sí lo hacen. Todo se basa en un problema de mala comunicación; los que tienen una comunicación por exceso, pelean, y los que tienen una total ausencia de ella, caen en el silencio lo que acabará con su relación“, afirma Trinidad Bernal. El hecho de que, tal y como refleja la encuesta de Iope Test, el 18% de las parejas no discutan, algo que no tiene por qué ser positivo.

Peleas en público

Pero no todas las peleas de pareja son iguales, de ahí que no deban interpretarse de la misma manera. Los expertos creen que, a medida que la relación se deteriora, se suele perder la noción de la situación y se comienza a pelear en lugares públicos.
Hay personas que viven sus peleas como si estuvieran representando un espectáculo. Necesitan actuar para demostrar a su pareja que están muy enfadadas. Otros eligen discutir delante de terceras personas, sobre todo amigos, esperando que estos ejerzan como jueces y dictaminen quién de los dos tiene la razón.
También existen parejas que parecen estar siempre al borde de la ruptura: necesitan pelear para que su relación funcione, como nexo de atracción que utilizan para revivir su sexualidad. Las parejas que optan por resolver los conflictos de esta manera suelen ser bastante viscerales, cargan sus relaciones sexuales de emociones e incluso dan salida a otros problemas a través del sexo. “En principio, esto no es malo siempre y cuando los dos estén dispuestos a utilizar esta misma fórmula“, explica Trinidad Bernal, “aunque normalmente es sólo un miembro de la pareja el que toma esta opción y acaba por obligar al otro“.
Otras parejas -las menos- discuten por el placer que les supone la reconciliación posterior. Como una variante de masoquismo, no les importa sufrir si saben que habrá una gratificante recompensa, como por ejemplo una dosis extra de cariño.

Cuando no hay solución

La estabilidad de una pareja empieza a tambalearse cuando sus peleas cumplen, más o menos, las siguientes características:
  • Exigencias. Se empieza exigiendo a la pareja concesiones que no está dispuesta a dar, y se le menosprecia si no accede a ellas. Primero se le sugiere (“Me gustaría tener un abrigo de visón”), después se hace una comparación (“Mi hermana tiene un abrigo de visón”), y por último, se pasa a la crítica (“Te gastas todo el dinero en ti”).
  • Negación. La primera reacción a las exigencias de la pareja es la negación, porque si aceptase supondría perder la batalla. Luego acaba cediendo, para evitar tener todos los días la misma discusión.
  • Imposición. Llegados a este punto la solución es complicada: el miembro de la pareja que inicia la pelea sabe cómo conseguir doblegar al otro, y a partir de este momento, en vez de recurrir a la sugerencia que sería el primer paso lógico, le exige lo que quiere directamente. “Cuando se llega a esta situación, el deterioro de la relación es notorio”, asegura Ángeles Sanz.

La callada por respuesta

La agresión no tiene por qué ser siempre verbal y activa. En los últimos años se ha notado un incremento de las agresiones pasivas, sobre todo protagonizadas por mujeres. “Consiste en hacer caso omiso a lo que tu pareja te cuenta para ir minando su paciencia sólo con la indiferencia y el desprestigio”, explica Ángeles Sanz.
Por regla general, los varones son más impulsivos y algunos pueden pasar más fácilmente que las mujeres de una pelea verbal a los daños físicos. Según datos del Ministerio del Interior, solamente durante el año pasado, unas 16.000 mujeres españolas tuvieron que ser atendidas a consecuencia de malos tratos físicos o psíquicos a los que les sometieron sus parejas. Sin embargo, aunque según opinan los psicólogos, no existe una clara relación causa-efecto entre las peleas conyugales y los malos tratos, “sí hay un agravante en las personas que de pequeñas han sufrido malos tratos”, comenta Bernal, “ya que, en su caso, un ambiente continuo de pelea puede degenerar en violencia”.

Verde, amarillo y rojo

Las peleas funcionan igual que un semáforo“, asegura Ángeles Sanz, “si aprendes a tener precaución con el ámbar es que estás frenando a tiempo“. En el momento en el que nos ha molestado algo, lo mejor es comprobar si nuestra luz está en rojo, en ámbar o en verde. Sólo este último color permitirá solucionar las cosas; saltárselo en rojo implica el riesgo de estrellarse. 
Pero lo más importante de todo es pensar en las consecuencias de una discusión: la peor de todas es que, en el tiempo necesario para que se produzca la reconciliación, la pareja se va enfriando y queda expuesta a cualquier interferencia.

Técnica para seducir a un hombre en 24 horas

¿Quieres ser una experta en el arte de ligar? Pues sigue nuestros consejos, confía en tus posibilidades y ¡lánzate al ataque!

OBJETIVO: UN CHICO CUALQUIERA 

Mañana: De 12:00 a 15:00 h.

  • Queda con tus amigas para ir al centro comercial o para ver un partido en el que participen los chicos del instituto. Una vez allí, ficha a tu presa y hazte la encontradiza con él: un choque repentino, una sonrisa, le pides un chicle… Y de paso, el teléfono.
  • ¿Qué tal un paseo por el parque o dejarte caer por el bar de tapas más concurrido de tu zona? Son sitios que incitan al ligoteo.

Tarde: De 16:00 a 20:00 h.

  • Sesión de estilismo para salir de casa de lo más guapa. Descarta la ropa súper provocativa y plántate unos vaqueros y una camiseta original. No te pases con el maquillaje; un toque en las mejillas y un gloss bastarán.
  • Otra opción es darte un voltio con tus amigas por tu barrio, ya sabes que los tíos, antes de salir se apuntan al botellón. Y tú, con ellos.

Noche: De 21:00 a…

  • Para ligar lo mejor es ir de garitos. Unas cañitas con buen rollito y todo saldrá rodado.
  • En la disco, rodéate de tus amigas y hazte notar. Los tíos son incapaces de dejar pasar a un grupo de chicas solas…
  • Si no ha habido suerte, prueba con el barman… ¡Siempre están dispuestos a tontear!

OBJETIVO: UN CHICO MUY ESPECIAL

Mañana: De 12:00 a 15:00 h.

  • Averigua dónde se toma el aperitivo, y allí que te presentas. Le miras, le dices hola y te tomas tu tiempo sin acosarle demasiado. 
  • Cuando te vayas, acércate con una amiga a su grupo y les propones quedar por la tarde, para ir al cine primero, por ejemplo, y luego lo que surja de forma natural. 

Tarde: De 16:00 a 20:00 h.

  • Si habéis quedado para ir al cine, propón ver una película de miedo. Una vez allí, intenta sentarte a su lado y aprovecha algún sustito para agarrarle del brazo… ¡Contacto!
  • Y si le has convencido para que te acompañe a ir de compras, sórprendele regalándole un detallito –aunque sea de todo a cien–. Eso les deja atontados por un rato y les encanta.

Noche: De 21:00 a…

  • En la disco, no te cortes ni un pelo: “¿Te apetece compartir la copa?”. Y ya sabes que el roce hace el cariño: un encuentro con las manos, unas miradas… ¡Será todo tuyo!
  • Como es amigo tuyo, pídele que te acompañe a casa. ¿Una excusa? Te da miedo ir sola. Cuando llegue el momento de despediros, plántale un beso en los labios. Se derretirá.

Pensamiento Positivo de la Vida: Poder e Importancia

Soñar despierto contribuye a hacernos más felices. Pero vivir sólo de fantasías es imposible y los expertos aseguran que, para que nuestros deseos se cumplan, debemos poner mucho de nuestra parte y fijarnos metas realistas, concretas y, si es posible, a corto plazo.

La ilusión es la mejor forma de ser feliz, porque se vive la vida con anticipación, porque lo diseñado, cuando llega, lo saboreamos lentamente con todas sus ventajas“, asegura el psiquiatra Enrique Rojas en su libro El hombre light. 
Todos los psicólogos están de acuerdo en que un cierto componente de ilusión potencia el buen humor y es necesario para sobrellevar la rutina diaria.Las personas que no se ilusionan suelen ser muy desgraciadas. Una de las características de los depresivos es que no son capaces de ilusionarse con nada y piensan sólo en los problemas” afirma Héctor González, profesor de Psicología de la Universidad Complutense de Madrid.

Cómo tener pensamientos positivos

En esta línea, existen distintas técnicas que nos enseñan a cambiar nuestras expectativas y motivaciones. Y, aunque son eficaces, muchas veces son puestas en práctica por personas que no son profesionales de la salud, lo que puede ser perjudicial dado que una misma técnica no tiene por qué valer para dos personas distintas.

  • Técnicas de yoga y de relajación. Se usan para relajar las tensiones y crear un estado mental en el que los pensamientos positivos puedan fluir mucho más fácilmente.
  • Reestructuración cognitiva. Se trata de enseñar a la persona a eliminar las interpretaciones distorsionadas de la realidad, que pueden perjudicarnos. Se intenta que adoptemos una forma de pensar más positiva y que eliminemos de la mente frases del tipo “no puedo hacerlo”.
  • Hipnosis. Consiste en el uso de la sugestión para provocar cambios a nivel sensorial, conductual, cognitivo… Y, de este modo, variar la interpretación de las cosas en un sentido positivo para la persona.
  • Exposición imaginada. Utiliza técnicas de hipnosis y relajación para exponer a la persona a situaciones que teme -hablar en público, montar en avión…- y enseñarle cómo superarlas.

Además, existen técnicas como el Método Silva de Control Mental o la Programación Neurolinguística que actúan en esta línea y pueden funcionar en muchos casos, aunque no están probadas científicamente.

Aprender a crear Pensamiento Positivo

Una característica de los depresivos es que no se ilusionan con nada

En todo caso, hacer realidad una ilusión exige un esfuerzo. Los psicólogos aseguran que los medios de comunicación y la publicidad fomentan muchas expectativas que están en línea consonante con lo que le gusta a la población ¿comprar un buen coche, tener éxito en los negocios…. 
Posteriormente, la gente hace suyas las expectativas creadas y se ilusiona por convertirlas en realidad. Pero, quedarse sólo en estos sueños no es positivo: “es importante que fomentemos los momentos placenteros en los que es más fácil soñar despierto, que tengamos hobbies… Si nos limitamos a esperar para ver qué nos ofrece la vida, perderemos la capacidad de ilusionarnos“, explica Mara Cuadrado, psicóloga infantil del Grupo Luria. Por su parte, Pedro Rodríguez asegura que la ilusión es una actitud ante la vida. 
Hay que aprender a autogenerarse una cierta capacidad de establecer metas en la vida. Y al hablar de metas no me refiero a conseguir lo que está de moda, sino a tener objetivos personales, a decidir qué es lo que de verdad nos hace felices y a luchar por ello“, comenta. En este sentido, el Año Nuevo es una época excelente para plantearse metas aunque, según los expertos, es importante que sean menos materialistas de las que nos sugiere la publicidad ¿viajes, riqueza… y más relacionadas con los sentimientos ¿realización en el trabajo, relaciones personales….

Las claves del Pensamiento Positivo

Aunque soñar despiertos es muy positivo, lo cierto es que de ilusión no se puede vivir. Por eso, todos los expertos coinciden en que, si queremos convertir nuestros sueños en realidad, debemos poner mucho de nuestra parte y no olvidar una serie de puntos concretos
  • 1. Aceptar los fracasos: Muchos de los sueños que tenemos no se cumplen, pero esto no quiere decir que seamos unos fracasados. Es necesario aprender a mantener viva la ilusión, a aceptar que no hemos conseguido algo y a buscar siempre una salida positiva..

  • 2. Tener metas realistas: Es necesario soñar con cosas que no sean imposibles de conseguir. “Las personas que tienen expectativas demasiado desproporcionadas a la realidad terminan cayendo en una continua desilusión, porque es muy difcil que todos sus sueños se cumplan”, explica el sociólogo Amando de Miguel. 

  • 3. Planificarse para conseguir los objetivos: Uno de los secretos para conseguir nuestras metas es planificar nuestra actuación. Y uno de los mejores trucos, según algunos psicólogos, es escribir estas metas. De este modo, dejarán de ser simples fantasías y pasarán a convertirse en objetivos concretos, lo que hará que podamos empezar a plantearnos lo que tenemos que hacer para que se conviertan en realidad.

  • 4. Tener netas realista: Es necesario soñar con cosas que no sean imposibles de conseguir. “Las personas que tienen expectativas demasiado desproporcionadas a la realidad terminan cayendo en una continua desilusión, porque es muy difcil que todos sus sueños se cumplan”, explica el sociólogo Amando de Miguel.

  • 5. Saber adaptarse a los vaivenes: “La capacidad de adaptarse al medio, a lo que se tiene delante, es una señal de salud mental”, comenta Héctor González. Es importante aceptar los imprevistos e ir variando objetivos si la realidad nos dice que no podemos cumplirlos. “Por ejemplo, si te planteas comprarte una casa y te quedas sin trabajo, aunque sigas teniendo ese objetivo a largo plazo, tendrás que cambiar de meta a corto plazo para lograr otro empleo…”, añade el psicólogo. 

  • 6. Fijarse objetivos a corto plazo: Aunque está muy bien tener expectativas a largo plazo, si queremos que se cumplan es necesario que tengamos también objetivos a corto plazo, como etapas sucesivas hacia la consecución de esas metas finales. Por ejemplo, si lo que esperamos es aprobar una carrera debemos plantearnos aprobar primero asignatura por asignatura, luego curso por curso…

Las personas con fantasías felices tienen mejor salud

Por otra parte, la falta de ilusiones puede afectar a todos los órdenes de nuestra vida: 
  • En la pareja. La falta de ilusión aparece cuando empieza la rutina, cuando no hay objetivos comunes y se centra la atención en los aspectos más negativos de la relación ¿las discusiones, los problemas económicos…. Esto puede terminar con la pareja . “Es fundamental introducir la sorpresa en la relación, así como planificar juntos metas comunes”, aconseja Mara Cuadrado. 

  • En el trabajo. La rutina de entrar y salir a la misma hora todos los días, de realizar tareas similares… hace que se pierda la motivación. Y, como consecuencia, se rebaja el rendimiento e incluso, aparecen problemas de salud. Así, un estudio realizado en Gran Bretaña afirma que los trabajadores que se aburren tienen entre tres y cinco veces más riesgo de sufrir problemas cardiovasculares que aquellos que disfrutan de sus tareas. “El trabajo no tiene por qué satisfacernos al 100%“, comenta Mara Cuadrado, “pero hay otros aspectos dentro del marco laboral que pueden ayudarnos a recuperar la ilusión, como ver a determinada persona, disfrutar del trayecto, compartir buenos momentos con nuestros compañeros, aprender cosas nuevas…“. Los hijos. La ilusión se aprende a través de modelos, especialmente familiares. Y unos padres que no se ilusionen tendrán hijos que tampoco lo hagan. 

Hay que enseñar a los niños a soñar despiertos y a tener recursos para cumplir sus metas. Para ello, no se debe dar al traste con sus fantasías. “Si un niño pide muchas cosas a los Reyes Magos y los padres cambian todas sus peticiones por regalos más prácticos, verá que sus deseos no se cumplen, y su ilusión desaparecerá”, afirma Mara Cuadrado. Aunque, a la vez, deben aprender que no pueden conseguir todo. “Los niños tienen que vivir su infancia y soñar con los Reyes Magos… Pero también hay que enseñarles poco a poco a distinguir sueño y realidad y empezar a desviar su ilusión irreal hacia objetivos más reales”, explica la psicóloga. 

En este sentido, es importante cuidar sus juegos, con los que imitan modelos de los mayores ¿lo que les sirve como aprendizaje, y desarrollan su fantasía. “Es importante que utilicen juegos cuanto más creativos, mejor. Si se les da todo hecho, se aburrirán enseguida”, explica Héctor González. En esta línea, son interesantes: 

– Cuadernos para dibujar. Son esenciales para que el niño pueda dar rienda suelta a su imaginación y a su creatividad.
– Construcciones. El niño pone mucho de su parte para crear algo a partir de un montón de piezas desordenadas.
– Muñecos articulados. Puede moverlos a su antojo e inventar situaciones y escenarios diferentes en cada ocasión.

Sueños felices 

En Psicología, Fundamentos y Aplicaciones, Worchel y Shebilske aseguran que todos soñamos despiertos. Por su parte, Singer, otro psicólogo, define los ensueños como “pensamientos que dispersan nuestra atención de la tarea inmediata que estamos realizando” y los divide en tres tipos:
  • Infelices. Fantasías en las que aparecen sentimientos de culpabilidad y miedo, situaciones de fracaso e impulsos agresivos. Existe una relación entre este tipo de ensoñaciones y el abuso de alcohol, de forma que las personas que tienen fantasías infelices son también personas con mayor probabilidad de beber en exceso. 

  • Incontrolables. Son fantasías con una gran carga de ansiedad, en las que se mezcla un fuerte sentimiento de angustia ¿situaciones en las que tenemos que hablar en público, nos enfrentamos a peligros, sufrimos persecuciones…. Impiden que la persona se concentre adecuadamente en lo que está haciendo en ese momento, por lo que es importante desecharlas cuando afecten a nuestro rendimiento. 

  • Felices. Según explica Singer, se trata de fantasías muy vívidas y reales sobre planificación de actividades futuras. El psicólogo explica que pueden prevenir el abuso de alcohol, ya que el atractivo de las ensoñaciones felices ¿en las que se enamora de nosotros la persona que queremos, tenemos un éxito importante en el trabajo… pueden reducir la novedad de las sensaciones inducidas por el alcohol y otras drogas. Pero, además, las fantasías felices también pueden influir en nuestra salud, ya que algunos estudios llevados a cabo por psicólogos han demostrado que aquellas personas que tienen ensueños positivos sufren muchos menos problemas de salud que las que fantasean con cosas de carácter negativo.

Defensa personal para mujeres: Guía Completa

Si pensamos en cualquier arte marcial nos viene a la cabeza la figura de un gran maestro de alguna de las muchas disciplinas orientales. El cine es un gran referente, sin duda. Si alguien nos preguntase por alguna mujer que destaque en algún arte marcial… ¿sabríamos darle algún nombre? Y es que la mayoría de los practicantes pertenecen al sexo masculino. ¿Por qué?

Mujer, ¿el sexo débil?

Por mucho que nos cueste admitirlo eso es tan cierto como que sólo las mujeres pueden quedarse embarazadas (por lo menos por ahora, nunca se sabe). Las diferencias biológicas hacen que la mujer sea físicamente más débil y vulnerable que un hombre. En las artes marciales, como en la mayoría de los deportes, estas diferencias tienes sus consecuencias. 
Fuerza, peso, estatura, agresividad… son cualidades masculinas que convierten al hombre en un nato vencedor frente a la mujer. Pero no todo está perdido, ya que estas diferencias pueden compensarse con un acondicionamiento físico específico y sobre todo con un entrenamiento técnico concreto.
Por otro lado las mujeres, en cuanto a coordinación somos más torpes y esto no depende del sexo, sino de factores educativos: las niñas, desde pequeñas, salvo en juegos más deportivos, como saltar a la comba, han practicado actividades más sedentarias y por lo tanto su sistema neuromuscular es más pobre en registros de movimiento. Una niña juega a las “muñecas”, un niño al “fútbol”.

Técnicas para la mujer

Somos más débiles (siempre físicamente hablando), algunas somos más torpes pero un buen entrenamiento y, sobre todo, la puesta en práctica de técnicas de combate adecuadas a la biología femenina pueden acortar estas diferencias de sexo:

  • Seguir un entrenamiento adecuado y continuo en el tiempo. No podemos pretender hacer frente a un hombre entrenando dos horas a la semana. Deberíamos entrenar lo mismo que los hombres, es de sentido común, pero no sólo en cantidad sino más bien en calidad, ya que debemos suplir con técnica nuestra falta de fuerza y peso.

  • Se deben evitar los golpes de puño ya que en general, excepto en las profesionales del boxeo o del kickboxing, los puñetazos propinados por mujeres son insuficientemente contundentes.
  • Es más conveniente atacar las zonas débiles del contrincante para que, a pesar de tener menos fuerza, demos justo “donde más duele”. Tenemos que emplear técnicas más decisivas que el puño habitual o las patadas más conocidas, como atacar zonas sensibles como los ojos, la garganta, los genitales o la rodilla.
  • Debemos potenciar nuestra movilidad y desplazamientos para poder evitar choques directos y sobre todo aprender a aprovechar la fuerza del contrario.
  • Una cosa queda clara, debemos centrarnos en un entrenamiento realista evitando todo tipo de técnicas de exhibición, hasta alcanzar un refinamiento técnico.

¿Por qué el desinterés de las mujeres por las artes marciales?

En general, las mujeres tenemos menos afición a practicar deporte que los hombres y esto afecta también a la práctica de artes marciales por mujeres. Las artes marciales se convierten en un método que compensa la desigualdad biológica y nos proporciona las técnicas adecuadas para combatir la violencia callejera o doméstica. Es una idea que resulta atractiva y sin embargo la realidad se aleja de lo que cabría esperar. ¿Por qué?

  • “Es poco femenino”, “es cosa de marimachos”. Prejuicios sociales de este tipo son los que convierten a las artes marciales en un deporte excluyente para la mujer.
  • Los propios maestros y alumnos de técnicas orientales tienen la concepción de que el arte marcial es cuestión de hombres.
  • Algunas mujeres contemplan la equivocada idea de que la práctica de un arte marcial va masculinizar su cuerpo. Muy al contrario, son prácticas que suponen un estilización del cuerpo femenino y son mucho más beneficiosas para el aspecto femenino que la práctica de deportes como el fútbol o el atletismo. Debemos dejar claro que para conseguir cuerpos masculinizados, como el de las profesionales del culturismo, solo es posible gracias a la ingesta de anabolizantes.
  • No estamos acostumbradas al ejercicio: esto no es exclusivo de las mujeres, cualquier persona que haya llevado una vida sedentaria puede encontrarse con él. En cualquier caso las artes marciales no son más exigente que el Aeróbic o el Fitness. Con un entrenamiento progresivo y a tu ritmo en breve lograrás seguir la clase como todo el mundo.
  • “¡Soy la única chica!”: “como no hay chicas no me apunto, como no me apunto no hay chicas”. Ridículo.

Continua leyendo la parte 2 sobre defensa personal para mujer 

Ropa para hombres Ropa para mujeres Peinados para hombres Peinados para mujeres