dieta sin grasas y azucares grasas y dulces DIETA carnes y especias frutas carnes cereales verduras leguminosas la grasa y el dulce aceite para azucar dulces leguminosas imagenes de sal azucares grasas y dulces lacteos carnes y leguminosas cereales pan leguminosas azucares y dulces aceites y grasa elige estar bien contigo ejercicios cereales pan leguminosas azucares y dulces aceites y grasas mujerya com alimentos que contengan poca grasa fruta para un cuerpo tonificado verduras frutas carnes cereales leguminosas azucares dulces aceites y grasas vegetales carne lacteos frutas cereales grazos y azucaros carnes vegetales cereal pan verduras frutas cereales y lácteos mujerya com dietas imagenes de cereales leguminosas dulces y grasas seo forum

Consejos para no ser estafada en dietas de adelgazar y productos light

Estar delgado se ha convertido además de en una moda, en una obsesión, casi en un deber social, ya que se considera a las personas con sobrepeso “algo poco elegante”, y al abrigo de esta nueva “religión” se ha desarrollado el gran negocio de las dietas, los productos lights y los centros de adelgazamiento.

Consejos para no ser estafada en dietas de adelgazar y productos light Contra esta floreciente industria, basada en el exceso de kilos y grasa, claman cada cierto tiempo, y sobre todo después de los excesos de la Navidad, las asociaciones de consumidores, que recomiendan a los ciudadanos prevenir posibles fraudes. 
Alertan sobre el peligro de consumir algunos alimentos que se anuncian como bajos en calorías, o sobre ciertos centros de adelgazamiento, que incurren en fallos, “algunos realmente muy graves”, según la OCU, y que “ponen en peligro la salud de los pacientes, su economía y el objetivo de perder peso”.
La moda por la esbeltez se impuso después de la Primera Guerra Mundial, pero fue en los años 80 cuando empezó la auténtica cruzada contra los kilos superfluos y la obesidad con la proliferación de centros para adelgazar, píldoras milagrosas y recetas dietéticas.
Y junto a las clínicas, dietas y centros de adelgazamiento, que consiguen sabrosos beneficios a costa de las grasas que les sobran a algunos ciudadanos, se ha multiplicado la obsesión por los productos “light”: salsas, mahonesa, mermelada, leche o cerveza, que han reducido la proporción de grasas e hidratos de carbono por otros ingredientes con menos calorías.
Los productos lácteos fueron los pioneros en llegar al mercado de lo light (leche, yogur y, sobre todo, quesos) y también las margarinas “aligeradas” en las que se reduce considerablemente la cantidad de sal. Aunque la aparición de esta margarina está ligada con el nacimiento de los alimentos lights, la tradición cuenta que su existencia se remonta a principios del siglo XIX, y la relaciona con el hambre que pasaban en Rusia las tropas de Napoleón.
El Imperio no vivía ya el esplendor de épocas anteriores, y como Napoleón no podía conseguir mantequilla para sus tropas buscó al mejor médico de Francia para que creara un sustituto barato de la mantequilla. Así nació la margarina, a la que las malas lenguas francesas culpan de no conseguir que el Ejército francés soportara mejor los rigores del invierno, y lo que es peor, de perder la guerra.

Los centros de adelgazamiento y los “productos milagro”

En cuanto a los centros para adelgazar, además de la OCU, la Unión de Consumidores de España (UCE) recuerda en estos días que esos locales “ofrecen tratamientos caros que no bajan de las 1000 euros y que son “sólo relativamente eficaces”, ya que la única manera de perder kilos es comer menos cantidad y hacer algo de ejercicio.
La UCE, que ha consultado con especialistas en nutrición, asegura que algunas dietas, como las que restringen el consumo de algunos alimentos y las que prohíben tomar hidratos de carbono con proteínas animales, no tienen aval científico alguno.
Por lo que respecta a los “productos milagro”, hace ya unos años años el Consejo de Ministros prohibió la publicidad de este tipo de remedios contra la grasa, que “utilizan técnicas de inducción al consumo sin garantías técnicas ni sanitarias”, según el Gobierno, y que son denunciados reiteradamente por todas las asociaciones de consumidores.
Son productos a medio camino entre plantas medicinales, complementos alimentarios, cosméticos, especialidades farmacéuticas, alimentos dietéticos o dispositivos sanitarios. En resumen, especialistas en nutrición, asociaciones de consumidores, Instituto Nacional de Consumo y hasta el propio Gobierno de la nación coinciden en que para perder peso es indispensable una dieta buena, con menos calorías, pero completa y equilibrada.
Y para combatir los kilos que sobran es aconsejable acudir a un médico especialista, quien propondrá la dieta más adecuada a cada persona, además de que no hace falta recurrir a un centro privado. También la Seguridad Social se ocupa de combatir las grasas superfluas.

Cómo Adelgazar Rápido y Fácil: Trucos para una Dieta eficaz

Se acerca el buen tiempo, la ropa ligera y las ganas de ir a la playa con buena figura. Si necesitas perder 3 ó 4 kilos, opta por vigilar tu dieta y por evitar aquellas tentaciones demasiado calóricas. Verás como en un mes pierdes lo que te sobra. También existen sistemas que te permiten calcular si estás en situación de sobrepeso.
Cómo Adelgazar Rápido y Fácil: Trucos para una Dieta eficaz
Uno de los aspectos a tener más en cuenta cuando te decidas a iniciar una dieta, aquella que prefieras, es el de no privarte de ningún alimento, porque todos ellos son importantes y aportan nutrientes. Lo que sí debes hacer es, dentro de un mismo grupo de alimentos, evitar tomar los más calóricos. Por ejemplo, si quieres tomar fruta después de comer, elige melón antes que plátano, o fresas antes que ciruelas.
Un truco a la hora de hacer bien una dieta es que es necesario reducir, en parte, la cantidad de alimento que se ingiere respecto a un día normal. Una forma de conseguirlo sin que se note tanto es acostumbrarse a comer un plato único o colocar en un mismo plato el primero y el segundo. Parece simple pero, como no cabe tanta comida, sin darnos cuenta y sin que las raciones parezcan minúsculas, estaremos comiendo menos. También puedes optar por usar siempre platos de postre, donde cabe mucha menos comida.
ero antes de decidirte a hacer una dieta, piensa en el peso que realmente te sobraPero antes de decidirte a hacer una dieta, piensa en el peso que realmente te sobra. Para ayudarte, puedes hacer un sencillo cálculo con el llamado Índice de Masa Corporal, que mide a partir de cuándo se considera que el sobrepeso puede afectar a la salud. 
Este índice se calcula dividiendo el peso corporal en kg entre el resultado de la multiplicación por sí misma de la altura en metros. Así, una persona que pese 57 kg y que mida 1,60 m tendrá que dividir 57 entre 2,56, que da por resultado el valor de 22,3. Este resultado debe compararse con la tabla que presentamos bajo estas líneas, que define si realmente es necesario iniciar una dieta:
  • De 18 a 25   | Peso normal
  • De 25 a 30< | Sobrepeso
  • De 30 a 35   | Obesidad moderada
  • Más de 35    | Obesidad
Si has elegido una dieta preconfigurada, intenta seguirla al pie de la letra y evita picar: si tienes hambre, es mejor que adelantes la hora de la siguente comida. Además, muchas dietas ya cuentan con posibilidades de tentempié, que suele consistir en la ingesta de un yogur desnatado, una manzana o unos biscottes con queso fresco. Evita para estos casos el chocolate: podrías recuperar lo perdido.
En las ensaladas, presentes en casi todas las dietas, vigila con la salOtro truco es, si te hartas del agua, beber refrescos light. Una lata de Coca-Cola normal, por ejemplo, significa 80 calorías mientras que una de Coca-Cola Light no llega ni a una. Aun así, no te olvides del agua: es fundamental para eliminar toxinas.
En las ensaladas, presentes en casi todas las dietas, vigila con la sal, que retiene líquidos, y con el aceite porque aunque es muy saludable, en grandes cantidades engorda. Lo mejor es limitarte a 4 ó 5 cucharadas soperas de aceite al día, que puedes controlar echándolo cada día en un recipiente aparte.
Para complementar tu dieta, no te iría nada mal un poco de ejercicio. Si no te gusta o no tienes tiempo de ir al gimnasio, opta por subir las escaleras en vez de utilizar el ascensor, anda rápido o muévete un poco más en el trabajo o en casa antes que pedir a los otros que lo hagan por ti.

Alimentos afrodisiacos para mujeres: frutas, cereales y pescado

La mayoría de las personas que mantienen una vida sexual activa, no son conscientes de lo importante que es mantener una dieta sana para estimular el placer sexual, tanto en hombres como en mujeres.

La mayoría de las personas que mantienen una vida sexual activa, no son conscientes de lo importante que es mantener una dieta sana para estimular el placer sexual, tanto en hombres como en mujeres.Y con dieta sana no nos referimos a un régimen alimenticio durante los trescientos sesenta y cinco días del año, ni mucho menos, sino a adquirir el hábito de saber mezclar los alimentos para así poder conseguir importantes beneficios para nuestra salud. 
Una de las cosas más importantes es la mentalización: Debemos saber que para que nuestro cuerpo funcione bien, y mantenga esa elasticidad y vigor que necesitas para tus relaciones sexuales, es necesario que se mantenga hidratado, ¿y cómo lo conseguimos? Pues de la forma más sencilla y natural: por medio de las frutas. 

  • Está comprobado que las naranjas y varias frutas tropicales como el kiwi, el mango y la papaya aumentan el nivel de progesterona en la mujer, lo que significa que la vagina femenina se encuentre mucho más lubricada, y haga más placentero el acto sexual. 
  • Otros alimentos como los cereales integrales, el pan de centeno o de soja, son ricos en selenio, un mineral que acelera el tiroides y estimula el gozo sexual. Cabe decir, que todo tipo de fibra que incluyamos en nuestra dieta diaria, ya sea mediante el pan, o mediante frutas y verduras, ayudará a tonificar nuestro organismo y a prepararlo para una relación sexual rica y placentera. 

Estos consejos deben ir siempre bien aliñados con una buena dosis de cariño, y de compenetración con la pareja, y es que aunque una dieta sana es fundamental para encontraros bien con nuestro cuerpo, tampoco hace milagros. 
  • Pescado afrodisíaco 

Es importante aplicar también a esta dieta sus raciones de proteínas, que pueden ser presentadas en forma de carne o pescado. Aunque sin duda, uno de los alimentos más afrodisíacos que exista sea el pescado, por supuesto siempre que esté aderezado y preparado correctamente. En la mayoría de épocas y a lo largo del tiempo, platos como el salmón ahumado, o los mariscos han sido considerados como piezas claves a la hora de preparar una velada que incite al deseo sexual. 

Dieta equilibrada para adelgazar: La Dieta Nipona

Olvídate de regímenes relámpago y dietas monótonas. ¡No funcionan! Si quieres soltar el lastre de por vida, prueba a comer cinco veces al día, a no privarte de nada (o casi) y a tomarte tu tiempo.

¿Cómo lograr que un régimen sea equilibrado? La clave está en no pasar hambre, en comer hasta 5 veces al día pocas cantidades de todos los nutrientes y en no saltarse ninguna comida para que no se pongan en guardia nuestras reservas. Conclusión: hay que comer poco, pero de todo. 

La Dieta Nipona: Pescado y algas 

¿En qué consiste? En arroz, soja, algas marinas, hortalizas, verduras y vegetales, pescado, marisco e infusiones hasta completar 1.250 calorías diarias. 

  1. El arroz: de grano pequeño, cocido o al vapor, solo, como guarnición o en ensalada. 
  2. La soja: en brote o en tofu, cocida, guisada, en pasta, en salsa, en ensaladas y sopas; es el alimento comodín de la dieta. 
  3. Las algas: mejor que no estén deshidratadas, para que te aporten el 90% del agua que contienen. 
  4. El pescado: si no te atreves con el crudo, compra pescado blanco y hazlo a la plancha o al horno, nunca frito o empanado. 
  5. El marisco: colas de gambas y langostinos crudas, cocidas o a la plancha -en la cabeza está todo el colesterol malo-. 
  6. La verdura: para sopas o rebozados.

¿Para quién? Si tienes el colesterol alto, estás embarazada, en época de lactancia o la menopausia. Si quieres prevenir problemas cardiovasculares y cualquier tipo de cáncer. 
Lo mejor. En un mes puedes perder de 4 a 5 kilos. Es una dieta pobre en grasas y rica en colesterol bueno, vitamina B12 y yodo. Mejora la agilidad mental y quema el exceso de grasa. 
Lo peor. Pobre en vitaminas, fibra y calcio. Añádele fruta si no quieres perder tus reservas vitamínicas. Tampoco olvides los aportes de calcio diarios -un vaso de leche descremada en ayunas y agua mineral rica en calcio todo el día-, sobre todo si tienes más de 40 años. 
Recomendación. Pruébala poco a poco. Empieza, por ejemplo, con una comida al día. Luego, tres veces por semana. Y finalmente todos los días durante un mes. Si excedes este tiempo, consulta con tu médico la necesidad de suplementos de hierro y magnesio. 

Menú tipo:

  • Desayuno: lácteos descremados y una pieza de fruta o medio bol de cereales

  • Media manaña: un zumo de zanahoria o de tomate y apio 

  • Comida y cena: Tempura de verduras con un filete de pescado blanco (100 gr). Ensalada de arroz, algas, pepino y apio con gambas a la plancha. O sopa de verduras y algas con ‘sushi’ o una tortilla de champiñones. Postre: ensalada de piña con lichis. Termina con una infusión de té verde o rojo. 

  • Merienda: Yogur desnatado o zumo de frutas (dos piezas de naranja o pomelo). 

Qué dieta hacer para adelgaza? La Mariscal

¿Que no te gustan las dietas? Mira, mira… seguro que cambias de opinión. ¿En qué consiste ? 

En renunciar a lo que engorda –carnes grasas, azúcares, dulces, bollería y alcohol-. En comer más verduras -al vapor o hervidas-, cereales integrales, carnes sin grasa, pescado blanco, fruta y productos lácteos desnatados. Superado el primer mes de régimen, puedes añadir legumbres y pastas integrales una vez por semana y tomar un par de patatas al horno cada dos o tres días. Debes comer cinco veces diarias, no pasar hambre y practicar ejercicio aeróbico a diario.

¿Para quién? 

Personas con sobrepeso. Para quien quiera aprender a comer correctamente, prevenir ganancias de peso futuras y mejorar su calidad de vida. 

Lo mejor. 

Te puede ayudar a mejorar tus hábitos alimenticios de por vida y a conseguir una pérdida del 10% de tu peso corporal en seis meses. Es una dieta equilibrada que incluye todos los aportes que el organismo necesita, mejora la tolerancia a la glucosa y disminuye el picoteo. Reduce los problemas cardiovasculares y el colesterol malo.

Lo peor. 

Despídete de los azúcares extra, los aperitivos, las salsas, las comidas rápidas y los platos precocinados. Y acostúmbrate a hacer deporte: es el 50% del plan. La actividad física estimula de forma natural el metabolismo y el gasto calórico. Lo ideal es hacer 45 min. diarios. 

Recomendación. 

Cocina con poco aceite, al vapor, a la plancha, en el horno o el microondas. Toma dos piezas de fruta y bebe 2 litros de agua a diario. Sube las escaleras andando, camina 45 minutos al día y hasta que no pierdas el tejido adiposo que te sobra no te aficiones a las pesas. Si cometes algún exceso, aumenta la actividad física de ese día.

Menú tipo:

Desayuno: Zumo de frutas, dos tostadas integrales con un poco de aceite de oliva y café con leche desnatada

  • Media manaña: Una pieza de fruta, una coca-cola ‘light’ o un yogur desnatado.
  • Comida: Una fruta antes de comer, por su poder saciante. Primero: sopa o consomé de verduras desengrasado. Segundo: filete mediano de carne o pescado sin grasa, a la plancha o al horno. Sin guarnición.
  • Merienda: Tostadas integrales con queso de Burgos sin sal o jamón serrano, un yogur desnatado o una fruta. 
  • Cena: Una ensalada aliñada con aceite, limón y hierbas, y una tortilla francesa o dos huevos revueltos. Una infusión. 

Dieta vegetariana equilibrada para adelgazar

Toda una dieta vegetariana ¿En qué consiste? 

En evitar las carnes rojas, pescados y frutas con azúcares de absorción rápida -uvas, nísperos, plátanos, chirimoyas y, en general, la fruta madura-. En sustituir la sal por especias -hinojo, eneldo o tomillo-, y el azúcar por edulcorantes, miel o melaza.

El menú diario se basa en verduras, leguminosas, hortalizas, cereales integrales, semillas y frutas. La variedad es amplia, y cuanto menos se manipulen los alimentos, mejor. Hay que cocinar con poca grasa, cocer en lugar de freír, consumir al vapor o al natural o macerar en zumo. Los cereales han de ser integrales. Y tienes derecho a una o dos cucharadas de aceite de oliva al día. Hay que hacer cinco o seis comidas diarias. Así no pasarás hambre.

¿Para quién? 

Si tienes el colesterol alto, te fías más de las verduras cuerdas que de las carnes locas, y si quieres mantener un cuerpo y una mente sanos. Y lo que empieza como un plan para perder peso se puede transformar en un estilo de vida.

Lo mejor. 

Te ayudará a perder de 3 a 4 kilos en un mes. Es una dieta rica en fibra y líquidos -los vegetales aportan el 90%- que se encarga de limpiar el organismo y regular el tránsito intestinal. También es rica en vitamina A, antioxidantes y tiene la capacidad suficiente para descender los niveles de colesterol malo y evitar que corras el riesgo de sufrir una enfermedad vascular.

Lo peor. 

Si eliges la versión más estricta de esta dieta -sin carne, pescado, huevos, lácteos ni derivados-, puedes tener carencias proteínicas importantes, así como de vitamina B12, calcio y hierro. Aunque las verduras son una fuente importante de hierro, son pobres en calcio y vitaminas liposolubles (A, D y E). Es importante consultar con un médico.

Recomendación. 

Suple las carencias con un vaso diario de leche desnatada enriquecida con vitaminas, un yogur y unos 3 huevos -cocidos o al vapor- semanales. Puede que pasado el primer mes de régimen necesites suplementos de hierro y vitamina B12.

Menú tipo: 

  • Desayuno: Un vaso de leche desnatado o de soja, con cereales integrales o una tostada integral y una pieza de fruta.
  • Media manaña: Un zumo de zanahoria, o de tomate y apio.
  • Comida: Un plato combinado: lentejas estofadas con arroz, berenjena, tomate, pimientos, brotes de soja, una pieza de tofu y especias. De postre, kéfir -leche fermentada- o un yogur desnatado. Una infusión de té, romero o cola de caballo.
  • Merienda: Una tostada con queso fresco.
  • Primera cena: Un sándwich vegetal con pan integral, una ensalada con vegetales y frutas o un huevo cocido con tomate. Segunda cena: Una sopa de verduras o un cóctel de frutas y una infusión. 

7 ejercicios para tonificar el cuerpo femenino en casa o en el gimnasio

Te proponemos unos ejercicios, para practicar en casa o en el gimnasio, que te ayudarán a tonificar los músculos y sentirte mejor contigo misma.

Si lo que buscas es mover los principales músculos del cuerpo para mantenerte en forma, esta tabla te ayudará a cumplir tu objetivo. Te proponemos unos ejercicios, para practicar en casa o en el gimnasio, que te ayudarán a tonificar los músculos y sentirte mejor contigo misma.

¿Qué necesitas?

· Un par de pesas de 500 gramos o un kilo.
· Una colchoneta, o una toalla, la moqueta está muy bien.
· Una botella de agua para mantener el cuerpo bien hidratado.

¿Cuántas veces a la semana?

· Dos o tres entrenamientos son más que suficiente.
· Repeticiones: 8 por cada ejercicio.

Cierre pectorales

  • Músculos en acción: hombros y pectorales. Posición inicial: en pie, piernas abiertas a lo ancho de la pelvis, rodillas desbloqueadas. Espalda derecha. Brazos extendidos hacia fuera a la altura de los hombros, en las manos las dos pesas.
  • Movimiento: espirando, acercar los brazos. Inspirar al retorno.
  • Atención a: no levantar nunca los brazos más arriba de la línea de los hombros. Muñecas en línea con el antebrazo.
  • Concentración: durante el cierre imaginar de querer estrechar una almohada grande.

Elevaciones laterales

  • Músculos en acción: hombros Posición inicial: en pie, piernas abiertas a lo ancho de la pelvis, rodillas desbloqueadas. Codos doblados formado un ángulo de 90 grados, en las manos las dos pequeñas pesas.
  • Movimiento: espirando, alzar los brazos hasta la altura de los hombros. Inspirar al retorno.
  • Atención a: no levantar nunca los brazos por encima de los hombros.
  • Concentración: imaginar a una gaviota en vuelo y tratar de imitar el movimiento de sus alas.

Elevaciones laterales de las piernas

  • Músculos en acción: caderas (tensores laterales, glúteos).
  • Posición inicial: tumbarse sobre el lado izquierdo, brazo extendido, cabeza apoyada. Pierna derecha doblada hacia el pecho, izquierda extendida, pero no del todo, hacia fuera. Palma de la mano derecha apoyada en el suelo, delante del pecho.
  • Movimiento: espirando, levantar un poco la pierna derecha en alto. Inspirar en la fase de retorno.
  • Atención a: evitar de mover la pelvis hacia delante, podríais curvar la espalda.
  • Concentración: imaginar de dibujar con la planta del pie una breve línea vertical en el aire.

Rodilla al pecho

  • Músculos en acción: parte “baja” abdominales. Posición inicial: tumbarse, con los brazos extendidos a lo largo de los costados. Pierna derecha doblada en alto, izquierda plegada. Levantar la punta del pie.
  • Movimiento: espirando, acercar la rodilla derecha al pecho. Inspirando retorno. Al terminar, repetir el mismo movimiento con la otra pierna. 
  • Atención a: espalda en el suelo. En el retorno, no llevar la pierna al suelo: podríais haceros daño en la espalda.
  • Concentración: imaginar la pierna que estáis moviendo como si fuera una bomba para el agua.

Codo rodilla

  • Músculos en acción: parte “alta” abdominales y oblicuos.
  • Posición inicial: tumbarse, mano derecha detrás de la nuca, codo hacia fuera, brazo derecho extendido, a la altura del hombro. Puntas de los pies levantadas.
  • Movimiento: espirando acercar el hombro izquierdo a la rodilla derecha. Inspirar en el retorno. Al terminar, ejecutar con la parte opuesta. Atención a: espalda adherente al suelo. No efectuar ninguna presión sobre la nuca con la mano.
  • Concentración: durante la torsión del busto imaginar de alejar un objeto con el hombro.

Levantar cabeza y hombros

  • Músculos en acción: parte “alta” abdominales.
  • Posición inicial: tumbarse, piernas dobladas y abiertas a lo ancho de la pelvis, brazos extendidos a lo largo de los costados. Puntas de los pies levantadas.
  • Movimiento: espirando, levantar un poco la cabeza y los hombros. Inspirar en el retorno.
  • Atención a: no levantar el busto por encima del omoplato. Mantener la espalda adherente al suelo.
  • Concentración: imaginar vuestros abdominales como si fuesen una esponja a estrujar y después dejar.
Ropa para hombres Ropa para mujeres Peinados para hombres Peinados para mujeres